Fecha Actual

Aguatera debe millones a la ANDE y 17 mil usuarios quedan sin servicio

La firma no cumple un servicio eficiente y los usuarios anuncian una manifestación para hoy.

Una historia repetida es la que se tiene esta semana, donde los perjudicados son los más de 17 mil usuarios de la empresa proveedora de agua Mersch, pues la deuda de la aguatera con la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) hace que se suspenda la provisión del vital líquido. Para este miércoles, desde las 09:00, se prevé una manifestación frente a la empresa, ya que están hartos de los continuos cortes.

“No dan explicaciones, nunca están los directivos y los funcionarios no saben nada, se corta el servicio de agua y así sufrimos varios días. Ahora nos dijeron que la ANDE les dio un plazo de 8 días para regularizar el pago que es muy elevado, ya que deben más de G. 1.200 millones que se arrastra desde la época de pandemia y que se estaba pagando en cuotas”, expresó Rubén Fernández, uno de los usuarios de la zona.

Son 17 mil usuarios que fueron afectados con este problema que es responsabilidad de la empresa privada Mers Corporation, representada por Mario Cruz Mersch Barreto. Los afectados dijeron que el propietario había fallecido y quedaron sus hijos al frente de la firma que siempre tuvo cuestionamientos por el mal servicio. Un funcionario de la empresa les indicó a los afectados que se manifiesten, que “hagan ruido” para que los dueños puedan gestionar un servicio acorde a lo que exigen a sus clientes, pues apenas se atrasan con los pagos, también son pasibles de cortes del líquido vital que llega a sus casas.

Con los cortes del servicio de esta semana, nadie estaba en las oficinas para responder a los reclamos y los usuarios supieron, por terceras personas, que nuevamente la ANDE les cortó la energía eléctrica, porque se atrasaron en el pago fraccionado y también por el uso correspondiente a los últimos tres meses de este año.

La ANDE procedió al corte del suministro de energía por falta de pago de una elevada deuda.

LA MANIFESTACIÓN

En la avenida Fortín Toledo, del barrio Las Carmelitas, donde está la oficina de cobranzas, es la convocatoria para todos los usuarios, quienes provienen de al menos cinco barrios del sector Acaray. Los afectados relataron que están yendo a la casa de parientes o a zonas ribereñas para higienizarse, pero para el consumo tuvieron que compraron agua mineral, lo que significa una erogación nuevamente para el bolsillo del trabajador.

El corte del servicio de agua se suele dar a los usuarios, quienes dijeron que el suministro no es constante y que incluso durante semanas están sin el vital líquido. Indicaron que existen días en los que fluye poquísima agua y deben juntar en bidones o baldes por si se vuelva a cortar. Los cortes se agudizan en la temporada veraniega.

También mencionaron que el agua no se puede consumir, pues no es potable. Muchas veces tiene aspecto oscuro o llega con barro, y este pésimo servicio se paga caro de manera mensual. La firma está desde los años 90 en la zona y nunca se destacó por un servicio eficiente, acorde a las exigencias.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top