Fecha Actual

Al menos 3 mil personas damnificadas con las inundaciones en el Este

El despliegue de las instituciones para asistir a los damnificados es amplio.

La crecida del río Paraná por las continuas lluvias y la apertura de compuertas de Itaipú, afectaron a pobladores ribereños de Ciudad del Este y otros distritos. De acuerdo al informe de Itaipú, son al menos 3 mil personas las que fueron derivadas en diversos albergues y otros que prefirieron irse a la casa de sus parientes. Varias instituciones coadyuvan en la tarea que será extensa, de acuerdo a las previsiones meteorológicas.

Las tareas de evacuación y asistencia se iniciaron el pasado fin de semana en los barrios San Rafael y San Agustín de la capital departamental, para luego ampliarse la cobertura a otras zonas como Remansito y San Alfredo, además de los barrios Santa Inés y San Juan, de Presidente Franco.

Hasta la fecha, aproximadamente 500 familias (unas 3.000 personas) afectadas por la crecida del río Paraná en Ciudad del Este y Presidente Franco ya fueron evacuadas y reubicadas en los albergues transitorios. En los sitios de resguardo reciben servicios, cestas de alimentos básicos, agua potable y atención sanitaria con el apoyo de Itaipú  Binacional, la Secretaría de Emergencia Nacional, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, las Fuerzas Armadas, Cruz Roja y la Gobernación del décimo departamento.

La crecida del río puede traer enfermedades y se les brinda asistencia primaria en los albergues.

El licenciado Rogelio Sallaberry, asesor de Responsabilidad Social de Itaipú, dependencia que acompaña de cerca las acciones junto con las citadas instituciones, señaló que la binacional seguirá prestando la ayuda en los albergues e instó a las familias anegadas a estar atentas a las alertas que eventualmente puedan ser anunciadas. Mencionó que todas las instituciones trabajan de manera mancomunada a fin de minimizar el impacto de la inundación en las poblaciones afectadas.

“Esta tarea involucra a distintas áreas de Itaipu y tenemos el acompañamiento de varias instituciones. Tratamos de brindar las comodidades básicas a las personas que se ven afectadas por las últimas condiciones climáticas”, puntualizó. Igualmente, destacó que en los refugios temporales las familias reciben atención médica, medicamentos, cestas básicas (de acuerdo con las necesidades), agua potable, entre otras ayudas.

La binacional insta a los afectados a no regresar aún a sus hogares, pese al último leve descenso en el nivel del río Paraná. En coordinación con las demás dependencias estatales se informará sobre el momento propicio para el retorno de las familias a sus viviendas.

OTROS DISTRITOS

También otras comunidades del Alto Paraná están con damnificados por causa del temporal que se abatió la semana pasada, principalmente en la zona noroeste. Con la declaración de emergencia departamental, se espera llegar a todas las familias afectadas con chapas y víveres.

La asistencia es canalizada con las municipalidades y muchos, como Ciudad del Este y otros, han declarado emergencia distrital, para disponer de recursos necesarios para apurar la provisión de todo lo necesario a los damnificados.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top