Fecha Actual

Aparecen mensajes de un supuesto acuerdo entre “pirañitas” y policías

Una de las capturas de pantalla donde se lee el supuesto pedido de dinero, un monto semanal para la jefa.

En una especie de venganza contra la Policía Nacional por causa de los controles implementados en el centro de Ciudad del Este, los falsos “guías de compras” divulgaron  capturas de pantallas de supuestas conversaciones mantenidas con policías encargados de custodiar la zona. En los chat los uniformados supuestamente solicitan una suma semanal para dejar que los “pirañitas” operen con tranquilidad y para “maquillar” el acta de denuncia de los extranjeros que eran víctimas de estafa o robo.

Los mensajes revelan un supuesto arreglo entre los propietarios de locales comerciales de fachada, que aparentemente pagaban por protección a uniformados que fungen también de informantes a los delincuentes dedicados a estafar y asaltar a los turistas.

Otro mensaje donde el supuesto agente policial menciona que verán una manera de arreglar el acta de denuncia.

En una de las capturas se puede observar el intercambio de mensajes entre un supuesto “pirañita” y un suboficial de apellido Paredes, que solicita una suma semanal de G. 500 mil “para la jefa Ana”, que sería la oficial primero Ana Jacquet, personal de la Comisaría 1ra. La misma es encargada de custodiar la zona céntrica. En tono amenazante el agente policial manifiesta al falso guía de compras que “sí o sí se debe cumplir” con ella y que no le gusta conversar por teléfono.

En otros de los chats también aparece una conversación sobre una denuncia donde un uniformado decía a otra persona “Okapú, pero vamos a ver si en acta no transformamos”. Además le puso al frente a uno de sus camaradas que está “creando problemas” por no aceptar ser cómplice de los bandidos.

En los últimos días la Policía Nacional intensificó los controles a los falsos guías de compras

Según los datos, funcionarios de Defensa del Consumidor también formarían parte de esta estructura de protección a los marginales, que incluso grabaron audios para enviar a los asaltantes alertando de un procedimiento.

Tras la divulgación de estos datos, la ciudadanía espera una reacción ejemplar de los altos mandos de la Policía Nacional y de la Municipalidad de CDE para depurar sus filas de funcionarios corruptos e infieles. La poca acción de las autoridades demuestra la falta de interés para frenar este flagelo que lleva mucho tiempo operando en la ciudad, con centenares de denuncias que en su gran mayoría terminan en la nada. La Fiscalía también debe investigar la grave denuncia de complicidad con bandidos, ya que incluso hablan de adulterar denuncias de los afectados para evitar una investigación.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top