Fecha Actual

Aprobación de la ley de la superintendencia de jubilaciones generó una furiosa reacción social

Sindicalistas de la Ande se manifestaron en el Área 1 de Ciudad del Este y llegaron hasta el domicilio del senador colorado Javier Zacarías Irún.

La tarde de ayer se volvió muy caldeada en Asunción, Ciudad del Este y otras localidades, luego que la Cámara de Senadores, en una sesión extraordinaria, con una impresionante velocidad, aprobara en general el proyecto de Ley que crea la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones. Este hecho motivó un estallido social que derivó en cortes de rutas, protestas urbanas y más de una treintena de detenidos. Trabajadores de prensa fueron agredidos por los manifestantes.

Un apacible martes se convirtió en conmoción popular horas después que la Cámara Alta aprobara la polémica legislación que busca hacer desaparecer las diferentes cajas de jubilaciones para centralizarlas en una sola, cuya denominación fue dada como “Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones”. La inmediata reacción de los diferentes gremios apostados frente al Congreso Nacional se trasladó en minutos al interior del país, donde los trabajadores sindicalizados salieron a las calles, sumándose a la indignación.

En Ciudad del Este, miembros del Sindicato de Trabajadores de la Administración Nacional de Electricidad (Sitrande), tomaron rápidamente las calles y plasmaron su reproche al sospechoso plan de creación de la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones. Los maestros se sumaron a la protesta popular. Los manifestantes se congregaron en la rotonda del Área 1, así como en el Km 3,5. “Salimos a las calles para defender nuestros derechos. Están queriendo hacer desaparecer nuestra caja de jubilaciones y encima nos informan que nuestro secretario general fue detenido por la Policía Nacional en Asunción. Toda cosa mala esperamos de este gobierno corrupto, de estos políticos corruptos que están en el Congreso Nacional, nada bueno se puede esperar de ellos. Tenemos pensado también escracharle al senador Javier Zacarías Irún, que votó a favor del proyecto suicida y aniquilador. Muchos de los que están aquí le votaron al senador y así les paga. Este senador será escrachado por traición a la clase obrera del país”, refirió un funcionario que no se identificó.

Javier Zacarías Irún, senador.

Con el grito de “fuera Santi Peña, que se vaya que se vaya y Zacarías Irún bandido”, los manifestantes llegaron hasta el domicilio del senador Zacarías Irún, en el Km 3,5 de Ciudad del Este, donde plasmaron su descontento por la postura asumida por el mismo. En varios puntos del país, como Asunción, Paraguarí, Caacupé y otros, por varias horas se cortó el suministro de energía eléctrica, una de las veladas amenazas realizadas por la dirigencia sindical de los trabajadores de la Ande, que posteriormente fue revertido.

En principio amenazaron con un apagón general, pero posteriormente revieron su postura, teniendo en cuenta que la provisión de energía es tenida en cuenta como un servicio básico, por lo que por ley no se puede adoptar dicha medida de fuerza. Más aún, porque los hospitales dependen directamente de la provisión de energía eléctrica para asistir a los pacientes, dijeron los sindicalistas.

En Asunción, más de 30 dirigentes sindicales de la Ande fueron aprehendidos por la Policía Nacional y remitidos a la Agrupación Especializada. En las diferentes ciudades de cabecera departamental, también se llevaron a cabo cortes de rutas y manifestaciones.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top