Fecha Actual

Camaristas responsabilizan al MEC por inhabilitación de guardería

Ayer, los miembros del Consejo de Administración del Poder Judicial a fin de justificar su inoperancia, alegaron que la habilitación de la guardería depende del MEC.

Desde el Consejo de Administración del Poder Judicial de Ciudad del Este se lavaron las manos y alegaron que aguardan la resolución del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) para habilitar oficialmente la guardería infantil en la sede judicial. Mientras tanto, los funcionarios encargados de atender a los pequeños ya están percibiendo su salario y coincidentemente todos tienen vínculos con los jueces que hoy están a la cabeza de los juzgados.

Ayer, tras una publicación de este matutino, la presidente de la Sexta Circunscripción Judicial, Juliana Giménez, realizó una reunión a la apresurada a fin de deslindar responsabilidades y tirar el fardo sobre las autoridades del MEC, con relación a la inhabilitación de la guardería infantil. De acuerdo con los datos, existen personas que fueron contratadas para prestar el servicio, pero ante la inhabilitación, aparentemente por falta de impulso por parte de los representantes del Poder Judicial, no funciona hasta el momento.

La presidente de la circunscripción, Juliana Giménez, realizó ayer una convocatoria de varios funcionarios del juzgado y justificó la inhabilitación que hace bastante tiempo debió resolverse de haber gestión por su parte. El edificio del Poder Judicial de Ciudad del Este, ubicado en el Km. 8 de Ciudad del Este, efectivamente cuenta con la infraestructura para la habilitación de la guardería infantil, ya que fue proyectado incluso en la maqueta de la estructura edilicia. Pero la anhelada guardería por parte de las funcionarias que tienen hijos pequeños, jamás se abrió precisamente porque no hubo interés por parte de las autoridades judiciales, quienes están tranquilos porque en su mayoría son sus parientes los que fueron contratados y cobran su salario sin ningún impedimento. Lógicamente que todos hacen de planilleros en la institución, donde debería primar la justicia y no la corrupción.

Del simulacro de reunión participaron además de Giménez, los camaristas Efrén Giménez e Ybete Walter de Troes, quienes tampoco se preocuparon de la situación hasta antes de hacerse pública, mediante denuncia por parte de los propios funcionarios.

CUSTIONADO FUNCIONARIO

La presidenta de la Sexta Circunscripción, Juliana Giménez, habría apadrinado al cuestionado funcionario David Mallorquín, quien retomó el cargo de jefe de Recursos Humanos del Poder Judicial tras cinco años de haberse apartado del cargo por varias denuncias de corrupción. Como si todo fuera poco, este funcionario ahora pretende cobrar sus salarios caídos y a juzgar por la “bendición” con que cuenta, sería mérito trámite para concretar su objetivo.

 

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top