Fecha Actual

Celulares IPhone bloqueados tras el robo en el edificio Victoria son comercializados en el microcentro

La mujer solo debía vender el aparato y entregar el dinero a los otros dos detenidos.

Pese a que se procedió al bloqueo de un importante lote de los 3.000 celulares de la marca Iphone robados en setiembre pasado, de un local ubicado en el edificio Victoria del microcentro de Ciudad del Este, al parecer, se siguen comercializando y estafando a los turistas, quienes compran en cantidades para reventa en el Brasil.

Ayer se logró recuperar uno de los teléfonos gracias a una denuncia hecha por una de las  víctimas, durante un procedimiento que se realizó en el pleno microcentro, logrando la detención de una mujer y dos hombres, por parte de agentes de Investigaciones de la Policía Nacional.

El sub jefe del departamento policial, Crio. Hugo Velázquez, indicó que la mujer ofrecía el teléfono a través de las redes sociales, por lo que se coordinó una supuesta compra para lograr su aprehensión y verificar el celular. “Nos constituimos en el punto de encuentro y verificamos el imei, que corresponde con uno de los teléfonos bloqueados”, indicó.

Se trata de Ana Belén Dávalos Brítez (32), quien habría recibido el teléfono de parte de otra persona para su reventa, según explicó a los uniformados. En su poder se recuperó otro teléfono de la marca IPhone, modelo 15 Pro Max, que no guarda relación con los robos del depósito Puma ni Victoria, indicó el uniformado. “Ella no tiene ningún vínculo con los robos  ni la banda que cometió los robos, solo recibió para reventa e iba a ganar una comisión por ello. Lo más probable que pecó de inocente”, reconoció Velázquez.

La evidencia recuperada del poder de la mujer.

REPORTE DE UN COMERCIANTE

Días atrás se recibió una denuncia de parte de un comerciante del microcentro, que precisamente tenía como vendedora a Dávalos Brítez, de que uno de los teléfonos bloqueados por ser producto del robo al depósito Puma, fue entregado a un cliente brasileño entre otros varios que sí funcionaban para revenderlos en su país, pero la víctima se percató de ello e hizo el reclamo.

“Una persona compró para ir al Brasil y reclamó que estaba bloqueado. Fue así que llegamos a esto. El ex jefe de la mujer fue quien, a través de su abogado, hizo la denuncia y brindó los detalles”, apuntó el comisario.

MODUS OPERANDIS

Esto deja en evidencia que los teléfonos robados no fueron enviados al Brasil, como se mencionó inicialmente, si no que siguen ocultos en la capital departamental y se comercializan poco a poco para tratar de no levantar  sospechas y estafar a los compristas. “Ellos venden 10 teléfonos a algún revendedor brasileño y, entre esos meten dos o tres de los que están bloqueados. Al ir al interior de Brasil ya no pueden venir a reclamar”, detalló.

MÁS DOS DETENIDOS

Otras dos personas quedaron detenidas en la jornada de ayer, luego de que la mujer mencionará que ella solo recibió el teléfono para venderlo y que la plata debía entregar a otras dos personas. Se trata de Pedro Douglas Pereira (26) y Carlos González Delvalle (32).

El presunto cabecilla ya del esquema de reventa de los teléfonos ya está identificado, pero no dieron a conocer el nombre para no entorpecer las investigaciones. Los teléfonos seguirían ocultos en algún punto de los barrios San Rafael y San Agustín, es la presunción más fuerte de los investigadores tras estas detenciones y recuperaciones.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top