Fecha Actual

Cobro por billetaje electrónico en los colectivos sigue siendo utopía

Una de las mayores dificultades reside en encontrar puestos de venta de las tarjetas para el pago de pasaje por billetaje electrónico.

A mediados de abril pasado se lanzó oficialmente el pago por medio del billetaje electrónico en las unidades del transporte público de Ciudad del Este. Los empresarios realizaron el anuncio durante una audiencia en la Junta Municipal, donde indicaron que el sistema de cobro de pasajes se haría por medio de tarjetas magnéticas, lo que implicaría- en teoría- un significativo cambio en el servicio. El periodo de “adaptación” era de 30 días, tiempo en que se podía abonar el pasaje en efectivo o por esta modalidad, para luego ser 100% electrónico. Pero pasaron más de dos meses y la realidad es completamente otra.

Si bien este sistema se utiliza 100% en la flota de 20 buses eléctricos, la realidad en los convencionales es distinta, incluso en algunas líneas estos aparatos están más bien como artículos de “decoración”. Según los últimos datos entregados por el sector de transportes, la flota de buses públicos que circulan actualmente en la capital departamental está compuesta por 150 vehículos. En teoría todos deberían contar con estas máquinas y realizar el cobro exclusivamente vía tarjetas.

El proyecto indicaba que la ciudadanía podría pagar su pasaje por este medio o en efectivo hasta el 29 de mayo, para luego hacerlo únicamente con las tarjetas electrónicas que cada usuario debe portar-con saldo disponible- al momento de subir al transporte público. Las mismas tienen un costo de G. 25 mil y deben ser cargadas con saldo que va siendo descontado con cada viaje, cuyo costo es de G. 5 mil.

El año pasado la Junta Municipal otorgó a los transportistas un plazo de 30 días para la implementación del billetaje que se puso en marcha a finales de abril. El periodo de cobro “mixto” abarcó todo mayo. El objetivo principal de este mecanismo que se busca implementar es facilitar el acceso a las estadísticas de recaudación, mejorando la “transparencia” en el manejo del transporte público.

Si bien desde inicio de junio se debería realizar el cobro 100% electrónico, la realidad en las calles es otra, ya que durante dos semanas hemos utilizado aleatoriamente el servicio de transporte público y ninguno de ellos realizaba el cobro con las tarjetas. Es notoria la “resistencia” de un sector en modernizarse, a lo que suma la dificultad en encontrar puestos de venta y el costo inicial de la tarjeta, cuya inversión mínima sería de G. 30 a 35 mil con saldo.

Semanas atrás publicamos el problema para adquirir las tarjetas, siendo el principal obstáculo las propias empresas encargadas de proveerlas a los comercios, que son Pago Express y Aquí Pago. Las tarjetas de JAHA y MÁS sirven para todas las líneas y en teoría podrían adquirirse en las paradas de los buses y varios otros puntos como shops, estaciones de servicios y comercios, pero en la práctica eso no sucede.

Los usuarios de las tarjetas tienen disponibles los aplicativos gratuitamente que pueden descargar en sus celulares, mediante el cual pueden detectar dónde está el vehículo más cercano a ellos y a cuántos minutos está de su punto de espera, además de verificar los itinerarios y evitar aguardar en las paradas por mucho tiempo.

Si bien no existe un comunicado oficial de los empresarios del rubro con respecto a esta realidad, la Junta Municipal tampoco se ha pronunciado. Al incumplir con el tiempo otorgado para implementación completa del sistema de billetaje electrónico, se da a entender que poco o nada se controla el acatamiento de la ordenanza creada por el mismo órgano legislativo.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top