Fecha Actual

Colorados recuerdan su aniversario en medio de fuertes disputas por el poder

El Partido Colorado celebra hoy sus 136 años de fundación.

Este lunes, el Partido Colorado (ANR) celebra su aniversario 136 y las disputas por el poder entre el cartismo (movimiento Honor Colorado-HC) y el abdismo (movimiento Fuerza Republicana-FR), no cesan, debido a la enérgica rivalidad existentes entre Horacio Cartes, líder de HC y presidente de esta agrupación partidaria y Mario Abdo Benítez, expresidente de la República y líder de FR.

Esta misma rivalidad se observa en el departamento del Alto Paraná, donde los cartistas no le dan mucho espacio de poder a los seguidores de Mario Abdo Benítez. Este antagonismo no solamente se da en dicho escenario, sino de manera interna en Honor Colorado, donde el clan ZI, encabezada por el senador Javier Zacarías Irún, intenta opacar el liderazgo natural del gobernador del Alto Paraná, César “Landy” Torres. De cierta manera, el clan ZI vuelve a tener paulatinamente la hegemonía del poder político en Alto Paraná. Prueba de ello es que la diputada Rocío Abed, esposa de Justo “Lucho” Zacarías, director paraguayo de Itaipú, hizo anular el nombramiento de Ariel Centurión, quien fue nombrado coordinador departamental del Registro Civil. A pedido de la legisladora se anuló la resolución de nombramiento de Centurión por ser “Abdista”, según se supo.

La dirigencia de base de la ANR, en tal sentido, ya le hizo notar al gobernador su flojedad, debido a su visible falta de oficio político y de poder, debido a que hasta el momento no fueron llenados los cargos administrativos en las diferentes entidades del Estado, que está a cargo de Torres, lo que evidencia una fuerte disputa política que, a todas luces, el gobernador del Alto Paraná lo quiere minimizar.

El conflicto interno que se está suscitando en estos momentos en la Fundación Tesãi surge debido a la indecisión del gobernador Torres, que no está frenando dicha crisis con el nombramiento de un nuevo gerente ejecutivo de la institución. Pero no lo hace debido a la presión política que recibe por parte de sus correligionarios, especialmente los del clan ZI, que debido a esta flojedad de Torres van colocando a sus principales seguidores en puestos claves de las diferentes reparticiones estatales.

Este altercado entre colorados denota la falta de dialogo entre los diferentes referentes del coloradismo de Ciudad del Este, aunque los oficialistas niegan rotundamente que exista un malestar generalizado por la falta nombramientos en las diferentes entidades públicas, según refirió el propio gobernador César Torres, quien afirmó que existe un buen entendimiento con los del clan ZI.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top