Fecha Actual

Comunidades rurales están aisladas por falta de caminos de todo tiempo

Al menos 10 puentes de madera están en pésimo estado. El que está sobre el arroyo Alegre se vino abajo.

Los caminos rurales de Itakyry, principalmente los que conducen a los asentamientos y a las comunidades indígenas, se encuentran en pésimas condiciones. Los pobladores del lugar urgen la atención de las autoridades municipales y de ser posible del propio Ministerio de Obras Públicas, porque el aislamiento conlleva a otras situaciones que afectan a la salud, la provisión de alimentos y otros recursos que no llegan.

El municipio tiene 48 mil habitantes, de los cuales una gran parte están en las comunidades indígenas. Como se encuentran en tierras del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra, y no tributan en el distrito, son los más olvidados por la administración de Miguel Ángel Soria y los anteriores intendentes.

Las zonas como Paso Cadena, colonia Ytu, Villar Kue y otros son sitios que están a distancias prudenciales del centro urbano, pero el pésimo estado de los caminos dificulta bastante a los pobladores poder salir con su producción a los centros de comercialización. El problema no es nuevo, pero en los últimos tiempos se agudizó y no hay reacción de las autoridades.

En las comunidades de Chino Cue y Naranjito, el puente de madera que pasa sobre el arroyo Alegre cayó hace bastante tiempo. Los vecinos avisaron del caso al intendente Miguel Soria, pero este no reaccionó y hasta la fecha deben hacer trasbordos para salir y volver a sus comunidades. La pasarela de madera se vino abajo con el peso de los camiones que pasaban por el sector.

Son varios los puentes de madera en el distrito y casi la totalidad están en estado desastroso, por el paso del tiempo y el peso de los vehículos que circulan por el lugar. En ocasiones, en conflictos por tierras, los nativos del sector han llegado a incendiar las pasarelas, agudizando el aislamiento de toda la comunidad.

Los caminos rurales del distrito se destruyen con cada lluvia y los pobladores quedan aislados.

La reacción de intendente Soria no convence a los lugareños, pero este dice que “irá junto a ellos”, ya que no pueden salir por las malas condiciones del camino. Hasta el momento no se reportó la falta de alimentos, pero sí casos de problemas de salud. La distancia es extensa y muchos no tienen medios de transporte para llegar hasta un servicio de salud, que tampoco tienen los insumos requeridos para una atención básica.

ALGUNAS REPARACIONES “PARCHES”

Un problema recurrente es el camino que une a Itakyry con Nueva Toledo (Caaguazú), donde con cada lluvia se destruye el sistema del alcantarillado, se desborda el arroyo e impide el paso por el sector. Esta semana se realizaron trabajos en el sector en coordinación con el MOPC, la Gobernación y la comuna.

También se hicieron algunos raspados de caminos en la colonia Santa Lucía, en la zona que conecta con Nueva Esperanza (Canindeyú). El trabajo interinstitucional encarado es insuficiente para la amplitud de las carencias viales que se tienen en el distrito y los pobladores claman que al menos pavimentación pétrea, debe estar en la agenda de sus autoridades.

Hace años que, en el caso de Nueva Toledo e Itakyry, las autoridades municipales solicitan al MOPC la construcción de 150 km de asfalto que une estos distritos y también la comunidad de Mariscal López (Caaguazú), con salidas a las rutas PY 02 y PY 07, que tendría un impacto altamente positivo, porque además de sacar del aislamiento a los lugareños, facilitará el transporte de granos y generará una renovación económica y social.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top