Fecha Actual

Condenan a abuelo pedófilo, a un falso médico ñaná y a la madre de la víctima

Uno de los condenados es el médico naturalista Andrés Escurra.

El Ministerio Público, representado por el fiscal Alfredo Acosta Heyn, obtuvo la condena de un octogenario que abusaba sistemáticamente de su nieta menor, de un falso médico naturalista que también sometió sexualmente a la víctima y de la madre de la niña por descuidar a su hija. El juicio oral concluyó en la tarde de este jueves 16 de mayo en el Poder Judicial de Ciudad del Este.

El abuelo abusador fue declarado culpable por abuso sexual en niños y recibió una condena de 15 años de prisión. Por su parte, el falso yuyero, identificado como alias «André’i», recibió sanción por coacción sexual y violación y condenado a 12 años de pena privativa de libertad. En tanto, la madre de la víctima recibió una pena de 2 años por violación del deber de cuidado.

Según los antecedentes, el 9 de febrero del 2021, a las 13:30 horas, Escurra llegó hasta la casa del octogenario en una motocicleta, de color rojo, y le llamó por su nombre, manifestándole que era supuestamente médico y podría curarle de su enfermedad, lo que sorprendió al anciano al acertar su problema de salud.

El visitante le mencionó que era supuestamente de la zona de Caaguazú. Tras rezar por el abuelo, el presunto médico expresó que quería igualmente orar por su nieta de 14 años porque supuestamente también estaba enferma. Seguidamente, pidió a la niña que se cambiara el short vaquero por una pollera y solicitó a los demás miembros de la familia que le dejaran solo con la niña para hacer su trabajo. Sin embargo, al quedar solos, el desconocido amordazó con una ropa a la víctima y luego la violó a la fuerza.

Al salir del lugar, la menor confesó lo sucedido a su hermana mayor, mientras el agresor sexual abordó su motocicleta y escapó del lugar. No obstante, mediante las características físicas y por haber cometido un hecho similar en la zona de Caaguazú, el sujeto pudo ser identificado y detenido.

En el marco de la investigación del caso, un médico forense de la Fiscalía diagnosticó que la menor presentaba rotura de himen antiguo.  La niña al principio negó haber mantenido relaciones sexuales anteriormente. Pero durante la evaluación psicológica ante una profesional del Centro de Atención a Víctimas y en la Cámara Gesell confesó haber sufrido abuso sexual de manera sistemática de parte del abuelo, desde que tenía 10 años de edad.

También refirió que en varias ocasiones comentó sobre los abusos sexuales a su madre, quien no tomó ninguna determinación al respecto. Por lo tanto, la Fiscalía dispuso la imputación de todos los involucrados, hasta que finalmente la causa se elevó a juicio, que concluyó este jueves luego de varias sesiones, que incluyeron la explicación del test de credibilidad por la psicóloga del Ministerio Público y la defensa pública.

El fiscal Acosta Heyn pidió 20 años de prisión para el abuelo abusador, 12 para el falso médico naturalista y 2 años para la madre de la niña. En el caso del octogenario, el Tribunal conformado por Óscar Gabriel Genez, Evangelina Villalba y Lourdes Morínigo consideró factible la aplicación de 15 años de pena carcelaria. Los nombres del abuelo, que actualmente tiene 84 años, y de la madre se omiten para proteger la identidad de la víctima, así como establece el Art. 29 del Código de la Niñez y Adolescencia.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top