Fecha Actual

Crece temor de un desastre ambiental por el hundimiento del barco Rubymar

Tras más de un mes de ser alcanzado por un misil, el barco terminó de hundirse.

Un buque de carga se hundió en el Mar Rojo después de un ataque de militantes hutíes, llevándose consigo unas 21.000 toneladas métricas de fertilizante, lo que representa un riesgo ambiental significativo para una de las vías fluviales más transitadas del mundo y el hogar de muchos arrecifes de coral.

El Rubymar fue alcanzado por un misil balístico antibuque disparado por los hutíes respaldados por Irán el 18 de febrero y se hundió la madrugada del sábado después de “hacer agua lentamente” desde el ataque, dijo el Comando Central de Estados Unidos en las redes sociales el domingo temprano, hora local.

“Las aproximadamente 21.000 toneladas métricas de fertilizante de sulfato de fosfato de amonio que transportaba el buque presentan un riesgo ambiental en el Mar Rojo”, dijo el Centcom, y agregó que el barco “también presenta un riesgo de impacto subsuperficial para otros barcos que transitan por las concurridas rutas marítimas de la vía fluvial”.

El hundimiento del barco “causará un desastre ambiental”, dijo el gobierno yemení en un comunicado separado.

El ataque de los hutíes el mes pasado provocó una mancha de petróleo de 18 millas y obligó a la tripulación a abandonar el barco. La Autoridad de Puertos y Zonas Francas de Yibuti, que coordinó el rescate de los tripulantes del Rubymar, dijo que el fertilizante a bordo estaba clasificado como “muy peligroso”.

Se cree que es la primera vez que un buque ha sido completamente destruido por un ataque hutí. Durante meses, los hutíes han estado utilizando misiles y drones para atacar buques comerciales y navales que atraviesan el Mar Rojo en protesta por la guerra de Israel en Gaza.

“Yemen continuará hundiendo más barcos británicos, y cualquier repercusión u otros daños se agregarán a la factura de Gran Bretaña”, escribió el domingo el viceministro de Relaciones Exteriores de los hutíes, Hussein El-Ezzi.

Sin embargo, un portavoz de la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo de Gran Bretaña dijo que el Rubymar no era un barco británico, sino que era operado por una compañía libanesa, con bandera de Belice y propiedad de una compañía registrada en las Islas Marshall.

Compartir:

Artículos Relacionados

PUENTE GU´YPE

Ciudad del Este ya es “de primer mundo”, con el billetaje electrónico, equiparándose a las grandes urbes cosmopolitas de nuestro

Leer Más »
Scroll to Top