Fecha Actual

Denuncian a policías por amenazar, torturar y extorsionar a conductores de Bolt

En uno de los casos lograron juntar el dinero y pagar por su libertad.

Dos graves denuncias contra agentes policiales de distintas comisarías fueron hechas este domingo ante el Ministerio Público, por supuestas amenazas, torturas y extorsión, luego de plantar droga a conductores de la plataforma Bolt, entre la noche del sábado y madrugada del domingo.

El primer caso ocurrió alrededor de las 22:00 de ayer, cuando Gustavo Ramón Velázquez acompañó a un amigo menor de edad para encontrarse con una mujer, hacia el barrio La Blanca, por lo que contrató a un amigo de la plataforma de Bolt para que los llevara.

En el camino dos automóviles particulares los interceptaron y bajaron varias personas, llevándolos por separados hasta la Comisaría N° 23 del barrio Las Carmelitas, de Ciudad del Este. “En todo momento me decían que esté agachado. Si quería preguntar o decir algo, me pegaban para que me calle. Me quitaron la ropa y en todo momento me tenían amenazado”, relató el joven.

El denunciante manifestó que supuestamente los aprehendieron por posesión de droga, cosa que negó rotundamente, y les exigieron la suma de G. 10.000.000 para que no se comunique el caso al Ministerio Público.

Lo llamativo del caso es que el conductor y el denunciante fueron encerrados en una pieza, mientras que el menor estaba en el patio hablando con los uniformados. “A mí y al conductor de Bolt nos metieron en una pieza y nos dijeron que estemos callados, pero él menor si hablaba con ellos en el patio”, relató.

El denunciante fue despojado de G. 1.560.000, además de que un pariente le mandó R$ 500 (G. 750.000). El conductor del vehículo debió pagar G. 1.000.000, además de un G. 500.000 que prestó de un amigo, quien empeñó su moto para ayudarlo. El papá del menor habría pagado G. 800.000. En total fueron despojados de G. 3.860.000 y 500 reales.

Tres agentes con uniforme y unos cinco de particular habrían participado del irregular procedimiento. En la comisaría no cuentan con ningún acta del procedimiento y el jefe de la dependencia manifestó al Diario Vanguardia que desconocía lo que supuestamente ocurrió.

BARRIO SAN JUAN

El otro caso se dio ya en la madrugada de hoy, cuando Diego Renato Portillo Cáceres (29) y su pareja también trabajaban con la plataforma Bolt. Ambos estaban esperando en el cruce de las avenidas Perú y Fortín Toledo, cuando dos policías en vehículo particular llegaron hasta ellos, los hicieron bajar y los trasladaron hasta la subcomisaría 046, del barrio San Juan.
Según el relato del padre de la víctima, los uniformados supuestamente encontraron 26 gramos de marihuana en poder de ambos y que los detuvieron por supuestamente vender droga en la zona.

“Supuestamente encontraron 26 gramos de marihuana y para largarle le pidieron 1 millón de guaraníes. Yo le conozco a mi hijo, si vendía droga iba a tener plata y a veces presta para poder cargar combustible y salir a trabajar”, detalló.

Con notoria indignación, el padre de la víctima relató que su hijo es el sostén de la casa, ya que su esposa sufrió un ACV post-covid y requiere cuidados especiales. El auto que utiliza es de la hermana de la víctima.

El joven fue despojado de G. 145.000, producto de su recaudación de la jornada laboral. En todo momento le exigieron el pago de G. 1.000.000 para ser liberado, pero no contaba con el dinero.

“Para regularizar su procedimiento hicieron el acta y ahora mi hijo está detenido por disposición del fiscal. Ahora tenemos que ver qué hacer porque debemos pagar abogado y no tenemos plata para eso. Vamos a ver qué hacemos”, finalizó el dolido padre.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top