Fecha Actual

Desidia criminal de municipios casi mata a 2 mujeres que cayeron con auto al río

Momento en que el vehículo de las víctimas es rescatado de las aguas del río Paraná.

La irresponsabilidad de las administraciones municipales de CDE (Miguel Prieto) y Presidente Franco (Roque Godoy) casi le costó la vida a dos mujeres, quienes en la noche del domingo cayeron con su vehículo a las aguas del río Paraná. Las mismas transitaban sobre la ruta PY 07 (ex supercarretera) y al no existir ninguna señalización o barrera de alerta, cayeron con el rodado al agua en un sector totalmente inundado del muelle, ubicado en el sector IV del barrio Remansito, divisoria entre ambos distritos. Es considerado un verdadero milagro que las víctimas hayan sido rescatadas con vida. El caso exhibe espantosas similitudes con lo ocurrido la semana pasada en Lambaré (Central), donde también una calle inundada que literalmente “termina” en el arroyo Lambaré se convirtió en trampa mortal y efectivamente se cobró la vida de dos jóvenes militares.

El terrible caso ocurrió el domingo a las 22 horas, en la zona del muelle del barrio Remansito. Resultaron víctimas Claudelina Inés Meza Escobar, que conducía un vehículo de la marca Citroën, acompañada de Yenny Paola Guerín Penayo. Ambas viven en el Área 5 de Presidente Franco.

El subcomisario Hugo Sosa, jefe de la Subcomisaría 13ª, informó que las dos mujeres se encontraban en el automóvil circulando sobre la ruta PY 07. Al llegar al sector del muelle, la calle termina literalmente en el agua, debido a la importante crecida del río Paraná generada por las intensas lluvias de la semana pasada. Al no existir ningún tipo de señalización o barrera, mucho menos iluminación, la conductora ya no pudo frenar a tiempo y cayó con el rodado a las turbias aguas del río Paraná.

Afortunadamente, vecinos que se percataron del hecho se lanzaron al agua y lograron rescatar a las dos mujeres sanas y salvas. Según testigos, el automóvil fue arrastrado rápidamente por la corriente del agua y quedó completamente sumergido. Ayer a la mañana, buzos del Área Naval del Este lograron rescatar el vehículo. La denuncia sobre el terrible caso fue presentada por Wilfrido Meza Olmedo, el padre de la dueña del vehículo.

Personal policial custodiaba la zona del accidente, considerada “tierra de nadie”, ya que ni Ciudad del Este ni Presidente Franco se hacen responsables de lo que allí sucede.

TERRIBLE IRRESPONSABILIDAD

La ruta PY 07, a la altura del muelle, se convirtió en una trampa mortal, ya que no existe ninguna señalización o barrera alertando a los automovilistas que la vía literalmente desemboca en el río Paraná. Esto teniendo en cuenta la importante crecida del río, que inundó la parte baja del muelle, donde sí existe una barrera que quedó sumergida e invisible. El caso traza un espantoso paralelismo con lo ocurrido la semana pasada en la ciudad de Lambaré, en donde dos militares perecieron ahogados, luego que el vehículo que los transportara fuera tragado por las aguas del arroyo Lambaré.

Recordemos que los militares debían buscar a su superior y trasladarlo hasta el Gran Cuartel General del Comando en Jefe de las FFAA, sin embargo, bajo una intensa lluvia, tomaron una calle sin nombre que estaba inundada y acabaron arrastrados hasta el arroyo Lambaré. Pese a que las autoridades municipales tenían pleno conocimiento que dicha calle termina en el arroyo y en días de lluvia se convierte en trampa mortal, no interpusieron ninguna señalización, mucho menos una barrera, para evitar que vehículos pudieran caer al cauce hídrico. A raíz de esta situación, el Ministerio Público abrió una causa y está investigando al intendente local, Guido González (ANR), que al decir de familiares de las víctimas fatales es el principal responsable.

Es de esperar que el Ministerio Público abra de oficio una investigación penal en contra de los máximos responsables, que vendrían a ser los jefes comunales. De acuerdo a los datos, el muelle está en la divisoria entre Ciudad del Este y Presidente Franco y es considerada una “tierra de nadie”, ya que ninguno de los municipios asume responsabilidad por lo que allí sucede. Los pobladores de dicha región viven en el abandono y la pobreza. Tampoco ninguno de los municipios emitió comunicado o alguna reacción oficial respecto a lo ocurrido en la noche del domingo, evidenciando que las autoridades municipales no se importan en lo más mínimo con la seguridad de la ciudadanía, en su área de influencia.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top