Fecha Actual

Diluyen el sueño de Carlos Portillo de hacerse cónsul

El político liberal Carlos Portillo aspira a ser cónsul paraguayo en Puerto Iguazú-Argentina.

El autobombo que duró dos semanas y que fuera orquestado por el propio exdiputado Carlos Portillo (PLRA), supuestamente apoyado por el intendente Miguel Prieto, finalmente cayó en saco roto; luego que el Gobierno Nacional haya emitido una lista de nuevos representantes del país en el extranjero, en la que no figura el político liberal. Aunque la nómina solo hace referencia a embajadores, se estima que también se anuncie a cónsules.

El Poder Ejecutivo envió al Congreso Nacional las notas para solicitar el correspondiente acuerdo constitucional a fin de proceder a la designación de 11 embajadores del Paraguay ante distintos gobiernos del mundo, que deberá ser resuelta en este ámbito. Por ahora, la insistente propaganda de Portillo y Prieto, respecto a su ida al Consulado paraguayo en Puerto Iguazú, Argentina, queda por el camino, pese a su insistencia en querer ocupar un espacio consular en el extranjero.

El político liberal es conocido por sus metidas de patas respecto a su fantasioso manejo de varios idiomas, así como su pálido conocimiento de cultura general y su pobre expresión en castellano.

La versión de que iría a la Argentina como cónsul despertó todo tipo de burlas en las redes sociales, señalando que ya no solo sería la burla de los paraguayos, sino también de los argentinos, quienes no perdonan ningún tipo de “pifiadas”.

La moneda de juego al que Portillo y Prieto se jugaron sus 15 minutos de fama, quedó atascada en la máquina de la burla y la risa, por lo que este intento de forzar un nombramiento nunca estuvo sujeta a la realidad, según referentes de la Cancillería Nacional.

El artículo 13 de la Ley 6935, expresa que “El ingreso de nuevos funcionarios al Servicio Diplomático y Consular solo podrá́ efectuarse por concurso público de oposición y méritos en el rango de Tercer Secretario. Podrán presentarse personas de nacionalidad paraguaya natural, mayores de edad sin ningún tipo de trato discriminatorio. Los procedimientos de evaluación de aptitudes y capacidad para la presentación a dicho concurso serán determinados por la Junta de Calificaciones y aprobados por resolución ministerial”, lo que le recuerda textualmente a Portillo, que deberá cumplir con los mínimos requisitos que denota la referida normativa.

Hasta el momento, según los datos, no existe la más mínima intención de ceder un consulado a Portillo, aunque podría tener una ventanita política abierta, por donde se estaría operando a su favor, pero que se pensaría y repensaría antes de que la Cancillería Nacional remita al Poder Ejecutivo una nota solicitando que se le otorgue la venia correspondiente.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top