Fecha Actual

Ediles serviles aprobaron arrendamiento de una finca municipal para vertedero

Nota remitida por el intendente a la Junta sobre el arrendamiento del inmueble. El pedido fue aprobado sobre tablas, en contra de los intereses ciudadanos.

Los concejales municipales de Minga Guazú, obedientes y sin cuestionar, aprobaron de manera apresurada un pedido del intendente Diego Ríos (Yo Creo), en el cual solicitaba la aprobación del arrendamiento de un inmueble municipal de 10 hectáreas a una empresa privada, por un precio ínfimo. Lo más grave del caso es que la propiedad será utilizada como nuevo vertedero, en donde toda la basura proveniente, principalmente de Ciudad del Este, será depositada en el Km 20 del distrito minguero. La ciudadanía reaccionó con indignación ante esta nueva «entrega» municipal a poderosos intereses empresariales.

Durante la sesión de la Junta Municipal, el intendente Diego Ríos presentó una nota informando a los ediles sobre el arrendamiento de un inmueble municipal ubicado en la calle 20 Monday, individualizado como Lote Nº7 A, Manzana 52, padrón Nº1815, Finca 1448, con una superficie de 10 hectáreas, a ser cedido en beneficio de la empresa Nuevo Horizonte Ambiental (Eco Total), propiedad de María Cañete Ojeda.

Según los datos proporcionados, la propiedad será utilizada como nuevo vertedero para los desechos, principalmente provenientes de Ciudad del Este. Sorprendentemente, el concejal Elio Núñez (ANR) solicitó el tratamiento sobre tablas, lo cual se concedió y rápidamente el pedido fue aprobado en el seno de la corporación legislativa, «legalizando» de esta manera la cesión de la valiosa propiedad, a un precio «de banana», para servir como nuevo vertedero para la capital departamental.

En las redes sociales, la actuación del concejal Núñez y de sus colegas fueron objeto de duras críticas por parte de los mingueros, que recordaron que hasta hace poco criticaban la gestión de Ríos, pero ahora aprueban cualquier cosa que el jefe comunal presenta, presuntamente a cambio de jugosas propinas.

Diego Ríos, intendente de Minga Guazú.

Ciudadanos disconformes expresaron con pesar que Minga Guazú se convertirá en el «basurero» de Ciudad del Este, beneficiando a una firma privada que arrienda un inmueble municipal a precio irrisorio y que obtendrá importantes ganancias con el negocio de la basura, mientras que los mingueros deberán enfrentar toda la problemática que implica la instalación de un vertedero en su comunidad.

La instalación de un vertedero en la ciudad de Minga Guazú representa una grave amenaza para el medio ambiente local. La acumulación de desechos orgánicos e inorgánicos podría contaminar los suelos y las aguas subterráneas, afectando la biodiversidad de la zona y poniendo en peligro la salud de los habitantes. Además, la proliferación de olores desagradables y la presencia de vectores como moscas y roedores podrían generar serios problemas sanitarios para la población.

Además, la presencia de un vertedero en las cercanías de la ciudad podría afectar negativamente el turismo y la economía local, al disminuir el atractivo de la región para potenciales visitantes y afectar la calidad de vida de los residentes. Es crucial que las autoridades locales reconsideren esta decisión y busquen alternativas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente para la gestión de los residuos sólidos urbanos en la ciudad de Minga Guazú.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top