Fecha Actual

El caso “nepobaby” quedó impune con respaldo de ediles franqueños

Foto de la diputada Roya Torres con su hijo Elías, que se usó como símbolo de la corrupción.

El vergonzoso caso que sacudió no solo a los pobladores de Presidente Franco, sino a todo el país, quedó en la nada, alentando el fortalecimiento de la corrupción. Se trata del caso que involucró al hijo del intendente Roque Godoy y de la diputada Roya Torres, matrimonio militante del Partido Liberal Radical Auténtico. El joven Elías Godoy Torres, con sus 19 años de edad se convirtió en “asesor parlamentario” de su madre, pero en realidad no pasa de un planillero de la Cámara de Diputados que recibe G. 10 mensuales como sueldo.

Tras descubrirse el hecho, la diputada Roya le inventó oficinas de “trabajo”. Primero, en la Gobernación del Alto Paraná, donde se volvió a descubrir la mentirosa maniobra. Segundo, en la propia Municipalidad de Presidente Franco. Posteriormente, el intendente Godoy respondió a un pedido de informes a la Junta Municipal, afirmando que el joven se instaló en el lugar mediante un comisionamiento otorgado por la Cámara de Diputados. La irregularidad está en que ese pedido de comisionamiento no llegó a conocimiento de los concejales, quienes se enteraron de la presencia del joven una vez que se concretó su llegada.

Tras el duro cuestionamiento del concejal Hugo Mendoza (ANR), se maquinó todo un esquema para darle un ropaje legal al supuesto comisionamiento. Tras este escenario, los concejales liberales Lucio Vera, Roberto Brizuela, Luis Fernando Vargas, Amelio Garcete, Jorge Fernández y Semión Duarte, con respaldo de la edil colorada Blanca Acuña, enviaron al archivo el caso.

Hoy ya nadie habla del “nepobaby” Elías Godoy Torres, gracias a la granítica unidad entre colorados y liberales, que tras un silencioso pacto azulgrana, dan rienda suelta a los hechos de corrupción e irregularidades.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top