Fecha Actual

Enfurecida, joven pirómana prendió fuego a un consultorio odontológico

Las cámaras del circuito cerrado grabaron el momento en que la mujer roció alcohol y prendió fuego.

Una mujer enfurecida por ser desalojada de un inquilinato tomó venganza contra los propietarios. Inicialmente denunció al dueño por presunto acoso sexual, pero no contenta con eso intentó quemar el consultorio odontológico de la hija del hombre. El hecho se registró a las 19:30 del domingo, en el barrio San Isidro de Ciudad del Este.

La autora del curioso caso es Erika Melgarejo González (27), que llegó hasta el consultorio de la Dra. Vanessa Cabral a bordo de una motocicleta y descendió con una botella de alcohol en la mano. A continuación roció la fachada del local con el líquido inflamable y prendió fuego. La víctima Mirian Vanessa Cabral (28) salió a reclamar a la joven por haber provocado el incendio de su local y fue amenazada de muerte y con ser quemada viva.

Los vecinos se percataron de la intensa humareda y ayudaron a los propietarios del edificio a   sofocar las llamas. Inmediatamente dieron aviso a la Policía Nacional, que se constituyó a la dirección. Los uniformados realizaron un rastrillaje por las inmediaciones, logrando la detención de la pirómana, que tenía en su poder la botella que contenía alcohol.

Una joven furiosa por ser desalojada del inquilinato donde residía, decidió tomar venganza e intentó quemar un consultorio odontológico.

Tras ser presa, Melgarejo González comentó que tomó la determinación de quemar el lugar como manera de protesta contra el propietario del inquilinato, que cuenta con una orden de alejamiento supuestamente por acosarla. Afirmó que la justicia actuó como debía, pero igualmente decidió tomar venganza.

La afectada lamentó lo sucedido porque el tendido eléctrico de su consultorio fue totalmente dañado por las llamas  y no podrá prestar servicios por algunos días a sus pacientes. Relató que su familia decidió sacarla del inquilinato por las molestias que generaba a los otros inquilinos y porque actuaba agresivamente contra ellos.

IMÁGENES DE CIRCUITO CERRADO

En las imágenes captadas por las cámaras de circuito cerrado del consultorio se observa el momento cuando llegaba Erika Melgarejo González (27) y derramaba alcohol por la puerta del consultorio para luego prender fuego.  Las imágenes servirán a la Fiscalía como evidencia contundente contra la joven, que incluso asumió todo desde un principio.

La Policía Nacional, tras una rápida reacción, logró detener a la sospechosa a pocos metros del lugar que se estaba incendiando.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top