Fecha Actual

Falleció la beba Milagros de Jesús a raíz de diversas complicaciones

El pequeño nicho para Milagros de Jesús, al lado de su hermanita que también había fallecido.

La beba que el 12 de abril pasado nació con solo 27 semanas de gestación y que la dieron por muerta, pero horas después “volvió a la vida”, finalmente falleció en la noche del pasado viernes. La pequeña estuvo en la unidad de cuidados intensivos de un sanatorio privado, con un estricto tratamiento, pero presentó diversas complicaciones que finalmente causaron su deceso. La sociedad científica sigue analizando su caso, ya que pudo haber desarrollado un estado de catalepsia horas después de su nacimiento.

El Dr. Federico Schrodel explicó que la niña tuvo sangrados y luego desarrolló un paro cardiorespiratorio. Le realizaron maniobras de reanimación por 20 minutos, pero ya no respondió. De hecho, en la madrugada del viernes 19 de abril, la pequeña ya presentó algunas complicaciones que los profesionales lograron estabilizar, pero advirtiendo que su cuadro era crítico y grave.

La niña nació con 400 gramos y según sus familiares llegó a pesar poco más de 500 gramos. Tras su fallecimiento fue enterrada en un nicho construido en la casa de su abuela, en el Km 15 de Minga Guazú, al lado de su hermanita que también había fallecido a poco de nacer.

Durante la semana, la Dra. Liza Morel, especialista en neonatología pediátrica, calificó el caso como un milagro, porque los bebés de menos de 500 gramos nunca sobreviven, además de las circunstancias que envolvieron el caso. La médica relató que el padre acompañó todo el procedimiento.

Los familiares mantenían la fe de que podía salvarse. Su abuela, Julia Vega, contó que con el paso de los días y los pronósticos alentadores con el caso de su nieta, estaba confiada que los resultados serían auspiciosos. Sin embargo, al saber que la pequeña falleció expresó que fue la voluntad de Dios y hay que respetarla.

SOCIEDAD CIENTÍFICA INTERESADA EN EL CASO

Lo ocurrido con la bebita prematura sería un estado de catalepsia. Los profesionales del Hospital Regional están analizando el caso en una junta médica, con todos los que participaron, para elevar un informe a la Décima Región Sanitaria y a la Sociedad Paraguaya de Pediatría. También están trabajando de cerca con la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional del Este.

“Recibo correos y llamadas de México, Argentina y otras regiones, también programas de televisión del extranjero y por supuesto a nivel local. Lo ocurrido está en la literatura médica, pero debemos tener un diagnóstico real. La catalepsia es lo que más se ciñe a lo ocurrido. Hay coincidencias con casos descriptos en la literatura médica, pero ninguno es similar a otro, por eso se busca la verdad real de lo ocurrido”, explicó el doctor Schrodel, que también es especialista en pediatría.

Uno de los casos en el Hospital Regional que tuvo resultado positivo es el de un bebé que nació con 600 gramos y que estuvo por tres meses en el área de neonatología, siendo dado de alta con 1.980 gramos. Los demás casos, que nacieron con signos vitales, no sobrevivieron.

Referentes de la Sociedad Paraguaya de Pediatría también están analizando el caso, teniendo en cuenta que se trataría de uno de los denominados Evento Breve Resuelto de Causas Inexplicables, también conocido por su sigla en inglés como BRUE en el ámbito de la medicina.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top