Fecha Actual

Falsos pasajeros asaltaron a piloto de taxi aéreo y robaron avioneta

La avioneta Cessna 172, con matrícula ZP-TNJ, fue sustraída por dos delincuentes que se hicieron pasar por pasajeros de taxi aéreo.

Una banda integrada por dos hombres y una mujer irrumpió en la propiedad de un agro silo para rendir a un piloto y apoderarse de una avioneta que presta servicios de taxi aéreo. El encargado del establecimiento también fue rendido por los bandidos. El asalto se registró a las 13:00 del jueves en la Estancia Teixeira, ubicada a unos 10 kilómetros del casco urbano del distrito de San Alberto.

Fueron víctimas el piloto Mario Daniel Miranda Duarte (43) y el encargado de la estancia Altamiro Roque De Sales (49), que fueron sorprendidos por dos hombres armados con pistolas y una mujer que conducía un automóvil verde Toyota Premio o Allion. Los delincuentes   inmediatamente dieron voz de asalto y de manera violenta redujeron a ambos para obligarlos a entregar la llave de la avioneta Cessna 172, con matrícula ZP-TNJ. Posteriormente fueron encerrados en un sanitario.

El piloto aterrizó en la pista de la Estancia Teixeira, donde los delincuentes ya lo esperaban para apoderase de la aeronave.

Las víctimas tuvieron que forzar la puerta del baño para salir y pedir ayuda  a la Policía Nacional. El piloto mencionó a los investigadores que fue contratado por una persona para realizar un servicio de taxi aéreo, por lo que se trasladó al lugar. Una vez en el sitio los supuestos autores ya lo recibieron dando voz de asalto, procediendo a maniatarlo junto con el encargado de la propiedad. Los dos delincuentes levantaron vuelo y tomaron rumbo norte, mientras que la mujer abandonó el lugar en el automóvil en que llegaron.

MODUS OPERANDI

Los delincuentes simularon ser clientes de taxi aéreo y solicitaron el servicio para que la aeronave descienda en la pista.  En todo momento mantuvieron contacto con el piloto, que confiado que transportaría a una familia, voló desde CDE a la estancia. Para que la víctima cayera en la emboscada, el supuesto cliente le manifestó que tenía una hermana apasionada por el vuelo y que la misma le llevaría un regalo. Miranda Duarte aterrizó en el establecimiento rural y visualizó a dos hombres y a una mujer al costado de la pista, la dama con el  presente en la mano. Al acercarse a los supuestos interesados, fue encañonado y obligado a entregar la llave. A continuación redujeron al encargado y llevaron a ambos al sanitario para maniatarlos. Los investigadores sospechan que la avioneta podría ser empleada en el transporte de drogas provenientes de Bolivia. El caso fue comunicado al Ministerio Público.

Las víctimas fueron rendidas y maniatadas para luego ser encerradas en un sanitario.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top