Fecha Actual

Finalmente serán seis camas de UTI infantil en el Hospital Regional

Desde el 27 de diciembre deben funcionar las 6 camas de UTI infantil en el Hospital Regional de Ciudad del Este.

Con la presencia de la ministra de Salud, María Teresa Barán, se habilitó el pabellón destinado a la unidad de cuidados intensivos infantil, que fue reestructurado. Ahora se disponen de cuatro camas neonatales y dos pediátricas. La unidad de recursos físicos del Ministerio de Salud aprobó todo el trabajo, por lo que debe entrar en funcionamiento desde el próximo 27 de diciembre del corriente año.

Todo el tiempo se dijo que serían ocho las camas en el sector, distribuidas en forma equitativa entre neonatal y pediátrica, pero ayer cuando se le consultó sobre qué pasó con las dos camas faltantes, el Dr. Federico Schrodel, director del Hospital Regional de Ciudad del Este, esquivó en todo momento las respuestas. “Con la reestructuración realizada y la aprobación de recursos físicos, quedó esa cantidad de camas. La construcción la había hecho la municipalidad y ahora el Ministerio hizo la readecuación”, expresó.

Las obras realizadas tienen un costo de G. 3.000 millones del presupuesto del Ministerio de Salud. El hospital ya contaba con equipos como respiradores y monitores, además del personal suficiente, con adiestramiento para brindar la asistencia requerida a los pacientes.

En el hospital social Los Ángeles se cuenta con 10 camas en el área de UTI infantil y con lo habilitado en el Hospital Regional, pasa a dar un soporte importante a la alta demanda de este servicio, que ya se cobró vidas por no contarlo en la zona y tampoco conseguir uno en algún servicio público del país.

Al respecto, referentes de la Organización No Gubernamental  PAS (Proteger, Amar, Salvar), quienes promovieron ante parlamentarios la obtención de recursos para este servicio de salud infantil, indicaron que se ha cumplido lo que han anhelado, pero que ahora pretenden lograr una inversión similar para el hospital de Presidente Franco, en el año 2024.

La ministra de Salud escuchó los reclamos de los intendentes del interior del Alto Paraná.

EN HERNANDARIAS

La ministra Barán estuvo también en el Hospital Distrital de Hernandarias, donde habilitaron más cuatro camas de UTI, sumando así ocho activas para recibir a los pacientes adultos. En total son 16 camas en el nuevo pabellón que se había inaugurado a mediados de año, pero los directivos del centro asistencial habían indicado que la habilitación del servicio sería en forma gradual.

Los equipos dispuestos en Hernandarias son parte de lo que se utilizó en el pabellón integrado para atender a pacientes con Coronavirus en el Instituto de Previsión Social (IPS) de CDE. Las explicaciones que dieron es que una parte fue llevada para mantenimientos a la capital del país y que están trayendo por parte para ir habilitando el servicio.

La secretaria de Estado también realizó un recorrido por el futuro Centro Nefrológico en Hernandarias, donde las refacciones del edificio están a cargo de Itaipú Binacional. Los equipamientos se tendrán en forma conjunta entre el Ministerio, la Fundación Tesai y la Binacional.

El servicio cuenta con una capacidad máxima de 15 máquinas de diálisis o “riñones artificiales”, iniciará con 10 de éstas y la implementación de turnos se hará progresivamente durante el primer año.

PALADA INICIAL  Y EQUIPO MÉDICO

En el predio de la Décima Región Sanitaria se realizó la palada inicial para la construcción de la nueva sede de la oficina regional del Ministerio de Salud, con recursos de la Gobernación del Alto Paraná, por unos G. 5.263.814.460, a cargo de la empresa Megga Import – Export S.A.

También se entregó una clínica móvil de diagnóstico, que está a disposición de todo el departamento de Alto Paraná, para llevar atención y estudios de ecografía y electrocardiograma a las comunidades más alejadas.

Fueron integrados al staff de salud regional, cinco profesionales que van a prestar servicios en las unidades de salud de la familia (USF), en los territorios sociales. Durante la visita de la ministra Barán,  fueron firmados los contratos que los vinculan laboralmente con el Ministerio de Salud Pública.

El Centro Nefrológico del Alto Paraná está siendo construido en la ciudad de Hernandarias.

CON LOS INTENDENTES

La ministra de salud inició su recorrido en la zona con una reunión con los intendentes del Alto Paraná en la sede de la Gobernación. Los pedidos de más profesionales y la extensión de horarios en los centros y puestos de salud, fueron una constante de parte de los jefes comunales, quienes llegaron a declarar emergencia sanitaria en sus distritos, como el caso de Itakyry por no contar con médicos, remedios ni ambulancias.

“Estamos para fortalecer la atención en salud a la ciudadanía y acortar las brechas de acceso a los servicios sanitarios en el décimo departamento del país. La clave para avanzar en el logro de los objetivos es la unión de todos los sectores.  Hoy estamos aquí para dialogar y el compromiso es visitar cada distrito, aportando soluciones”, señaló la ministra.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top