Fecha Actual

Frustraron plan de fuga masiva de peligrosos asaltantes recluidos

Los intervinientes incautaron armas, drogas y dinero en el cateo de las celdas de los “piratas del asfalto”.

Autoridades intervinieron la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este luego de recibir informaciones de un plan de fuga masiva de criminales. Las fuerzas del orden realizaron cateos en varias celdas de los integrantes de la banda. El operativo que se realizó ayer a tempranas horas involucró a una importante cantidad de agentes policiales. Luego de acceder a algunas conversaciones de los supuestos “piratas del asfalto” se pudo descubrir sus intenciones de fugarse en la noche del viernes.

La investigación apunta a los criminales Blas Pablo Melgarejo Benítez, alias “Chopalé”, presunto líder de la organización delictiva; Jorge Rolando Cardozo Jara, alias “Wifi”; Vicente Jiménez Silva, alias “Kali’i”; y César Wildo Torres Cardozo, todos detenidos el año pasado como presuntos autores de violentos asaltos.

Los investigadores manejaban datos  que los peligrosos asaltantes se habrían reagrupado en dicho penal y que estaban planificando una fuga, tras reducir a militares y otros uniformados que custodian las inmediaciones.

El líder de la banda Blas Pablo Melgarejo, alias “Chopale”, sería el principal mentor del plan de fuga.

El cateo se llevó a cabo en los pabellones C Alta y C Baja, donde están recluidas unas 100 personas privadas de libertad. Se incautaron G. 6.800.000 en efectivo, armas blancas, destornilladores, 96 dosis de cocaína y 135 dosis de marihuana, balanza de precisión, celulares, cargadores, entre otros objetos. Ante la situación se solicitó el trasladado de los sospechosos a otra cárcel por medidas de seguridad.

BOMBA DE TIEMPO

Pobladores del barrio Boquerón están en alerta tras la amenaza de fuga, teniendo en cuenta que  viven en medio del peligro. El penal es una verdadera bomba de tiempo que se instaló en una zona residencial, alojando a peligrosos criminales que en todo momento interrumpen la tranquilidad.

La cárcel regional cuenta con una superpoblación de presos que integran organizaciones criminales. A eso se suma el flojo sistema de seguridad, con 27 guardias unos 1.500 reclusos y 12 cámaras de vigilancia instaladas en diferentes puntos de la penitenciaría, lo que representa a simple vista insuficiente.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top