Fecha Actual

Incautan más evidencias vinculadas a serie de asaltos domiciliarios en Yguazú

Las evidencias incautadas durante el operativo llevado a cabo el sábado último en una vivienda situada en el límite entre Tavapy y Minga Guazú.

Dando continuidad al operativo “Heiwa”, que se inició el jueves pasado con una serie de allanamientos que culminó en la detención de cinco personas y la recuperación de varios objetos robados, el sábado se llevó a cabo un nuevo procedimiento en una vivienda en los límites de Tavapy y Minga Guazú, de donde se incautaron más evidencias con relación a los 27 asaltos domiciliarios ejecutados por la banda liderada por Julio Resquín, que continúa prófugo.

La comitiva fiscal-policial, encabezada esta vez por el fiscal Alfredo Acosta Heyn y agentes del Dpto. Antisecuestros, llegó hasta una vivienda situada entre Tavapy y Minga Guazú. En el lugar no estaba nadie, pero los intervinientes encontraron un sin fin de objetos de valor que serían parte de lo robado durante los atracos domiciliarios. Se trata de un automóvil Toyota Caldina, herramientas, taladros, amoldadoras, prensa eléctrica, gatos hidráulicos, cubiertas de automóviles, elementos agrícolas, cajas de llaves, hidrolavadora, tanques de combustible, partes de un vehículo automotor, bicicleta, equipos electrónicos, televisores, bafles, equipo DVD, notebook, elementos de cosméticos varios, equipo de gimnasia, una heladera, lavarropas, microondas, una cocina, una escopeta calibre 12, una escopeta de aire comprimido, joyas varias, varios tablets, partes de motocicletas, municiones varias, dos capuchas color negro, un uniforme policial y chapas de vehículos.

El objetivo de los intervinientes era encontrar y capturar al presunto líder de la banda, Julio Resquín, que no estaba en el lugar del procedimiento. Todo lo incautado será sometido a pericia y luego presentado a la comunidad japonesa para que identifiquen sus pertenencias y se les devuelva lo que les pertenece.

En la casa donde se realizó el procedimiento no fue encontrada ninguna persona buscada.

DETENIDOS

Durante el primer operativo llevado a cabo el jueves pasado fueron detenidos Ramón Ríos, César Resquín, Alcides Resquín, Adelfa Fleitas y Lidia Ríos. Los mismos serían piezas importantes de logística de la gavilla. Ese día se allanaron tres viviendas, de las cuales se incautaron varios objetos robados durante los atracos cometidos por la banda a lo largo de 14 meses. En los tres procedimientos del jueves fueron incautados tres automóviles, aparatos celulares, sincard, televisores, soportes magnéticos, cámara fotográfica, mira telescópica, GPS,  herramientas varias, electrodomésticos, armas de fuego, equipos de gimnasia, implementos agrícolas, tablets y hasta un perro de la raza Rottweiler que también fue robado de una de las viviendas asaltadas por los malvivientes.

TODOS PARTICIPARON

Según la hoja de ruta marcada por las antenas satelitales de los teléfonos celulares de los implicados en los atracos, los cinco primeros citados en la imputación pertinente, participaron de manera directa en las tipificaciones que se les imputa. Para cada uno de ellos, la Fiscalía requirió la prisión preventiva, atendiendo los elementos incautados durante los procedimientos, que los ubica en las escenas del crimen. La expectativa de pena es elevada, por lo que se espera la confirmación del pedido de prisión.

DURO CUESTIONAMIENTO

Cabe recordar que la abogada de la comisión de seguridad de los colonos japoneses, Paola Horita, cuestionó duramente por su inacción a los agentes del Dpto. de Investigación de Delitos, regional Yguazú, asegurando que los investigadores no hicieron nada en los 14 meses que los delincuentes sembraron terror bajo sus narices. En otro momento agradeció a los agentes del Dpto. Antisecuestros por la rapidez y contundencia en que aclararon los hechos y desbarataron a casi toda la gavilla.

La profesional mencionó que todos los asaltos fueron con extrema violencia, con cantidad de participantes similares, y con una modalidad que denota que los bandidos planificaban muy bien lo que iban a ejecutar. Sostuvo que, en todos los casos, los delincuentes se mantuvieron entre 4 a 6 horas dentro de la vivienda asaltada, manteniendo de rehenes a punta de armas a los integrantes de las familias.

“Los bandidos tenían tiempo para cocinar, para sentarse a comer, tenían tiempo para tomar cerveza dentro de la casa que estaban asaltando, hubo intentos de abuso sexual y consumación de abuso sexual. Frente a las familias se probaban las ropas que iban a robar, intercambiaban esas ropas. A una familia le quitaron de sus dedos sus anillos de matrimonio, le acuchillaron a una anciana”, refirió la abogada, al mencionar solamente uno de los datos escalofriantes de estos hechos, que la Policía no había informado en su momento.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top