Fecha Actual

Juez de la niñez demostró completo desconocimiento de leyes vigentes

Guillermina Ramírez de Giubbi.

La juez de la niñez y la adolescencia Guillermina Ramírez de Giubbi, demostró desconocimiento total de las leyes. Fue al disponer la restitución de un niño de 9 años a su madre, que nunca compartió con el mismo. Dicha medida corresponde cuando se registra arrebato con violencia, cosa que en este caso no se dio porque el niño vivía con sus abuelos paternos desde que contaba con pocos meses de vida. La patria potestad corresponde a los padres, pero se debió hacer con un juicio de régimen de convivencia.

La magistrada había comisionado a una ujier del juzgado a su cargo para la restitución de un niño de 9 años a su madre, el pasado 7 de junio en el barrio Don Bosco de Ciudad del Este.
En la ocasión, el niño con llanto y desesperación, manifestó que no quería vivir con su madre. Además dio a conocer el motivo, alegando que solía ser castigado físicamente por la misma. Aun así y bajo amenaza fue entregado a su progenitora. La disposición fue adoptada por la ujier Fátima Cataldo, sin ningún tipo de contención psicológica por parte de profesionales destacados para estas situaciones.

El niño cuenta con todas las facultades mentales, pero no fueron escuchadas sus expresiones, tal como establece el ordenativo jurídico de la niñez y adolescencia. La restitución se da cuando hubo previo arrebato con violencia. En este hecho no corresponde, porque el niño vivía con sus abuelos paternos prácticamente desde que nació. Se menciona incluso que fue abandonado por la madre.

La magistrada debía establecer un régimen de convivencia para que el niño se adapte a su madre de a poco. Sin embargo, fue sacado de la casa de sus abuelos con mucha violencia y bajo llantos. Lo ocurrido fue viralizado por vecinos del sector, quienes acompañaron impotentes el trato al que fue sometido el niño.

Dicha situación molestó a la jueza, por lo que recurrió a su colega Gladys Alicia Villamayor de Godoy, que oficios mediante censuró a la prensa. Guillermina Ramírez de Giubbi reside en el barrio San Lorenzo de Presidente Franco. Vecinos del lugar viven en zozobra permanente a raíz de la actitud prepotente de la mujer y por causa de uno de los hijos, sumido en la adicción de estupefacientes y que representa un constante peligro. El joven cuenta con poco más de 20 años y crea disturbios constantes en el sector. Las denuncias ante las autoridades policiales son constantes, pero la madre del joven vuelve a “arreglar” a su manera.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top