Fecha Actual

La crecida aguas abajo de Itaipu exige regular caudal del embalse y se prevé apertura del vertedero

Abrirán compuertas y advierten la suba del nivel del río.

Debido a los acumulados significativos de precipitación en la cuenca del río Iguaçu en los últimos días y al aumento de caudales, las centrales hidroeléctricas de la región sur del Brasil se vieron obligadas a abrir sus vertederos, lo que resultó en la elevación del nivel del río Paraná. Ante este escenario, la Superintendencia de Operación de la Dirección Técnica de ITAIPU lleva a cabo una planificación estratégica para controlar el nivel del embalse además de mitigar los impactos de la crecida en su área de influencia, aguas abajo.

La crecida aguas abajo representa un desafío importante con el caudal en la confluencia de los ríos Paraná e Iguaçu aumentando de 16.000m³/s, el 27 de octubre, a una proyección de 32.000 m³/s para el 30 de octubre, que se da en función a las descargas de las centrales del río Iguaçu. Esta situación ha requerido una gestión cuidadosa y precisa por parte de la Superintendencia de Operación de la Binacional para equilibrar las necesidades de generación de energía y la colaboración en la protección de las comunidades ubicadas aguas abajo de la Central Hidroeléctrica, brindando el tiempo necesario para la evacuación de la población afectada por la crecida.

Con estas acciones ITAIPU está colaborando para mitigar los riesgos asociados al aumento del nivel del río Paraná, pero las precipitaciones también han ocurrido en la región incremental del embalse de ITAIPU, donde se estima que luego de utilizar su volumen de espera dará inicio al proceso de apertura del vertedero, en principio, para el 2 de noviembre, alcanzando su nivel máximo al día 5. Es importante destacar que esto se dará luego de obtenerse el pico estimado de la crecida aguas abajo previsto para el 30 de octubre.

La utilización del volumen de espera ha demostrado ser una herramienta valiosa en la gestión de recursos hídricos, permitiendo a ITAIPU actuar de manera proactiva ante estos eventos extremos. La Binacional siempre ha desempeñado un papel crucial en la gestión de los niveles de agua en la región, especialmente durante periodos de crecida aguas abajo de la represa que ocurren normalmente a partir de este periodo en el año con variada intensidad.

PREVISIÓN DE VERTIDO

Por otro lado, hay que mencionar que en la cuenca incremental aguas arriba de ITAIPU, en las últimas 48 horas, se han registrado altas precipitaciones que afectaron principalmente a las cuencas de los ríos Piquirí e Ivaí, con valores promedio que han superado los 100 mm sobre estas regiones, y valores puntuales de hasta 150 mm.  Esto ha generado el aumento importante de caudales de los citados ríos, que llegarían al embalse de la Central Hidroeléctrica en los próximos días.

Con relación a los pronósticos de lluvia, con la persistencia del alto contenido de humedad y elevados índices de inestabilidad sobre la región, se esperan precipitaciones de intensidad moderada a fuerte, con volúmenes significativos sobre la cuenca aguas arriba de ITAIPU.

En este escenario observado y previsto se estima un aumento gradual de los caudales afluentes a ITAIPU durante los próximos días, con valores máximos previstos del orden de 17.000 m³/s para el 2 y 3 de noviembre próximos. En este contexto, se espera que el embalse se encuentre cerca de su capacidad máxima para el 5 de noviembre, luego de haber pasado por la cota 218,50 metros al día 26 de octubre, lo que representaría 1,8 metros almacenados en el embalse mitigando la crecida aguas abajo.

Siendo así, ese 2 de noviembre se hace necesaria la apertura del vertedero para control del nivel que se iría incrementando día a día, aprovechando el descenso previsto del río Iguaçu. Al día 5 de noviembre la represa brindará un singular espectáculo a los visitantes, ya que se espera un vertido del orden de 4.200 m3/s.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top