Fecha Actual

Lo encerraron en un local comercial por no tener para pagar giro de G. 1.100.000 que le estafaron

Agentes de la subcomisaría 014 de Minga Guazú intervinieron en el caso.

Le estafaron G. 1.100.000, lo encerraron en un local de envío de dinero, amenazó con un arma blanca al propietario del local y terminó reducido por un agente del Grupo Especial de Operaciones (GEO), pariente del dueño. El resumen de un hecho de estafa que tuvo dos víctimas en el km 12, lado Monday, de Ciudad del Este, en la tarde del miércoles.

Eran las 15:00 aproximadamente de ayer cuando Rodrigo Ramón Maldonado Penayo (18) llegó hasta el punto de pago San Antonio, atendido por Carlos David Caballero Cabaña (27), propietario del local.

El joven pidió hacer un envío de dinero por valores de G. 700.000 y G. 119.000 al número (0991) 242-403, otro por G. 176.000 al (0991) 804-560 y una carga de G. 105.000 en saldo para el número (0972) 598-186. La suma total de las transacciones llegó a G. 1.100.000.

El problema inició cuando el encargado quería cobrar el monto total, pues Rodrigo Ramón no contaba con el dinero y le dijo que recibió una llamada de un supuesto abogado, que no conoce, pidiéndole realizar las transacciones y que le pagaría G. 4.000.000, además de devolverle los G. 1.100.000, pero que debería esperar unos minutos para ello. Ante esta situación, Caballero Cabaña cerró la reja de acceso al local y esto ofuscó al joven, quien tomó un cuchillo tipo asadero que había en el lugar y amenazó al propietario para que lo deje salir.

Caballero Cabaña llamó a su padrastro, un agente del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de nombre Alberto Anastacio Benítez Sosa (49), quien fue al local para verificar la situación. Al llegar se topó con el joven amenazando a su hijastro y lo golpeó con la culata de su arma de fuego a la altura del oído y la cabeza, ocasionándole una herida sangrante.

Agentes de la sub comisaría 014 llegaron hasta el lugar y se informaron de la situación. El joven realizó la denuncia por agresión contra el agente de GEO, mientras que, Caballero Cabaña denunció al joven por el no pago.

Los uniformados llevaron  a Maldonado Penayo al Hospital Distrital de Minga Guazú para que sea atendido en la herida sufrida, para luego llevarlo hasta la dependencia policial para las diligencias necesarias.

¿Y EL DINERO?

Aparentemente, la llamada que recibió el joven para hacer los giros provendría de alguna penitenciaría nacional o de parte de personas que se dedican a estafar a las personas, haciéndose pasar por abogados o algún otro profesional. Piden que realicen varios giros de dinero con la falsa promesa de devolver el doble o el triple como agradecimiento.

La extracción del dinero enviado se realiza casi de forma instantánea  y la víctima termina perdiendo considerables montos de dinero, en este caso, G. 1.100.000.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top