Fecha Actual

Lo nocivo del subempleo

El subempleo es uno de los retos que enfrenta Paraguay en la actualidad, que a pesar del crecimiento económico registrado en los últimos años, una parte significativa de la población sigue atrapada en trabajos que no aprovechan plenamente sus capacidades ni ofrecen ingresos adecuados.

Este problema no solo afecta la calidad de vida de los trabajadores, sino que también tiene repercusiones negativas en la productividad y el desarrollo socioeconómico del país.

El subempleo se manifiesta de diversas formas, desde trabajos temporales y mal remunerados hasta ocupaciones que no corresponden al nivel de educación o habilidades de los trabajadores. Las cifras oficiales y los estudios independientes coinciden en que una gran proporción de la fuerza laboral está subutilizada, con consecuencias directas contra el bienestar de las familias y el desarrollo.

Uno de los factores que agrava esta situación es la informalidad laboral. Según datos del Banco Mundial, una alta proporción de los trabajadores paraguayos está empleada en el sector informal, lo que significa que carecen de protección social y laboral adecuada. Esto implica que miles no tienen acceso a beneficios como seguro médico, jubilación o estabilidad laboral. Esta situación no solo perpetúa la precariedad económica, sino que también limita las oportunidades de crecimiento y capacitación profesional.

Para abordar de manera efectiva el subempleo, es esencial que el gobierno implemente una serie de políticas institucionales integrales y coordinadas.

Es fundamental mejorar la calidad y relevancia de la educación y la formación profesional. Los programas educativos deben alinearse con las demandas del mercado laboral, fomentando habilidades técnicas y competencias específicas que permitan a los trabajadores acceder a empleos de mayor calidad. El apoyo a las pequeñas y medianas empresas y a los emprendedores puede generar nuevas oportunidades de empleo. Políticas que faciliten el acceso al crédito, la capacitación empresarial y la reducción de la burocracia pueden estimular el crecimiento del sector privado y la creación de empleos dignos.

De la misma forma, es de relevancia mejorar las condiciones laborales generales. Esto incluye la implementación de leyes laborales más estrictas y su efectiva aplicación, asegurando que los trabajadores tengan acceso a un salario digno, condiciones de trabajo seguras y beneficios sociales.

Es vital garantizar que las políticas laborales incluyan a grupos vulnerables, como mujeres, jóvenes y personas con discapacidad, quienes suelen estar sobrerrepresentados en el subempleo. Programas específicos para la inclusión laboral de estos grupos pueden mejorar significativamente sus oportunidades y condiciones de vida.

La lucha contra el subempleo requiere un compromiso firme y coordinado de todos los actores sociales, incluyendo el gobierno, el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil y los propios trabajadores. Solo a través de un enfoque integral y sostenible se podrán generar empleos de calidad que promuevan el bienestar y el desarrollo económico del país.

Compartir:

Artículos Relacionados

PUENTE GU´YPE

Finalmente, la Fiscalía decidió presentar acusación contra el intendente Miguel Prieto y pedir la elevación de la causa a juicio

Leer Más »
Scroll to Top