Fecha Actual

Lucha contra adicciones sigue siendo nula en Ciudad del Este

Por desidia de las autoridades municipales, en pleno centro de Ciudad del Este se instaló una villa de adictos, formando un cinturón de marginales.

Este miércoles se recordó el “Día Internacional contra el Uso Indebido de Drogas y de Lucha Contra el Narcotráfico”, sorprendiendo a las autoridades municipales, departamentales y nacionales con la guardia baja. En Ciudad del Este, en el paseo central ubicado entre la ruta PY 02 y la Av. Monseñor Rodríguez, se enquistó una precaria villa compuesta por adictos, aparejada a la creciente ola de violencia familiar e inseguridad ciudadana.

La Dirección de Salud de la Municipalidad de CDE, tardíamente presentó ayer el proyecto de creación de la Secretaría Municipal de Prevención y Tratamiento de Adicciones, que desde hace tiempo viene siendo impulsado por el actual concejal departamental Enrique Portillo (Tío Enri), del mismo equipo político del intendente Miguel Prieto. Sin embargo, poco o nada le dan importancia a este proyecto. El acto de ayer apenas fue una pantalla, teniendo en cuenta que este organismo distrital no proporciona soluciones de fondo al acuciante flagelo que azota a familias enteras, arrastrando con ello a niños, adolescentes, jóvenes y adultos que se pierden detrás de las drogas.

La semana pasada, la Policía Nacional procedió a la intervención del referido campamento de adictos, pero el procedimiento ni siquiera representó una medida paliativa, ya que unas horas después la mayoría volvió a las calles. Lógicamente, la institución policial procedió hasta donde le permitió la ley, en ausencia de las instituciones que deberían responder a este tipo de situaciones.

Lejos de responder a esta necesidad acuciante y apostar al debilitamiento de este flagelo, la Municipalidad de Ciudad del Este rehúye a su responsabilidad que le confiere la ley, recurriendo a otras instituciones que poco o nada pueden hacer, como la Policía Nacional.

Las drogas estimulan el cerebro y generan sensación de placer, es por ello que el consumo regular y a largo plazo, va desarrollando el fenómeno del consumo compulsivo, así como dificultades para mantenerse abstinentes. El alcohol, tabaco, marihuana, cocaína, crack, anfetaminas, éxtasis, ácido lisérgico LSD, entre otros estupefacientes, crean una alta adicción que la Policía Nacional no está formada para solucionar.

Los organismos públicos, autárquicos y descentralizados, cuentan con respaldo por ley para llevar adelante la construcción de un Centro de Rehabilitación e incluso existen recursos económicos para financiar el proyecto, pero ninguno de los entes busca resolver este flagelo que afecta a los propios adictos y a terceros.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top