Fecha Actual

Moradores de San Isidro exigen reparación de calles intransitables

En los días de lluvia las calles de la zona se convierten en peligrosas trampas para los conductores.

Moradores y comerciantes del barrio San Isidro de Ciudad del Este manifestaron a nuestro medio su indignación sobre el calamitoso estado en que se encuentran varias arterias de la zona. Aseguran que han perdido varios clientes y que sus vehículos no salen del taller debido al “maltrato” que implica circular por estas calles, que más parecen zona de guerra, especialmente en los días de lluvia.

Nuestro medio había publicado semanas atrás el drama que viven los vecinos del lugar, desnudando un conflicto de comisiones de tinte político, lo que estaría “trabando” los trabajos de reparación en la zona. “A nosotros no nos interesan los problemas que tengan ni a qué sector pertenecen, queremos que reparen estas calles que están un desastre. Perdimos varios clientes porque ya no quieren entrar en esta zona”, comentó María Ángela Gómez.

La misma es propietaria de un mini mercado e indicó que en varias ocasiones sus clientes le solicitaron que “manden arreglar el tramo”, algo prácticamente imposible para un particular debido a los altos costos. “Pago mis impuestos a día, cumplo como contribuyente y ciudadana, ¿cómo yo voy a mandar arreglar esto, con qué dinero, por qué? No es mi deber, es obligación de la Municipalidad” expresó, al tiempo de recordar que las autoridades municipales les visitaban constantemente durante la campaña política con promesas de solución. “Cuando quieren votos vienen todo el tiempo, prometen mejorar y reparar todo, pero cuando llegan al poder se olvidan y solo piensan en ellos” refirió.

Por su parte, la docente Hilda Romero expresó que debido al desastroso estado de las calles los vehículos no soportan, produciendo constantes averías mecánicas cuyas reparaciones son costosas. “Es la segunda vez en el año que mi vehículo entra al taller, los gastos son elevados y no hay bolsillo que aguante” señaló, asegurando que en los días de lluvia la situación empeora, ya que el agua acumulada esconde enormes baches que son verdaderas trampas, que además de perjudicar, se convierten en peligro para los conductores. “Las autoridades municipales tienen que hacer algo, no podemos seguir así, a nosotros no nos importan los conflictos y sí las soluciones” remató.

El asfalto del lugar tendría más de 15 años, pero jamás recibió ningún tipo mantenimiento o reparación y forma parte del itinerario de la empresa de transporte público Acaray.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top