Fecha Actual

Nativos y adictos se adueñaron de la tranquilidad en Santa Rita

La ciudad de Santa Rita está copada por adictos y nativos que crean zozobra a cualquier hora del día.

La falta de acción de las instituciones que deben combatir la distribución y el consumo de drogas repercute directamente en la ciudadanía, que sufre las consecuencias de la proliferación de adictos. En el distrito de Santa Rita, sur de Alto Paraná, los locales comerciales son constantemente “visitados” por indígenas y consumidores de drogas que roban todo lo que encuentran a su paso a plena luz del día. Los mismos actúan prácticamente en las narices de las autoridades y de los propietarios de los negocios.

Según los pobladores, en horas de la noche la situación se vuelve insostenible, porque los adictos y nativos actúan con violencia para exigir dinero a los clientes de los locales gastronómicos. Ante cualquier negativa empiezan a amedrentar a las personas, hasta lograr su objetivo. A pesar de los reiterados reclamos, hasta el momento no se efectuó ningún operativo para hacer frente al acecho y devolver la tranquilidad a la laboriosa  comunidad.

Los nativos se adueñaron de la terminal de ómnibus  de la ciudad, donde prácticamente  ocupan toda la estructura que debía ser utilizada por las personas que pretenden abordar los buses. A eso se suma los constantes atracos  cometidos por los mismos.

Un delincuente ingresó a una churrasquería para hurtar pero fue descubierto y capturado.

El martes un adicto ingresó al interior de una churrasquería propiedad de Joao Carlos Wartha (39) aprovechando el descuido de los empleados, pero fue descubierto cuando intentaba hurtar algunos objetos. El ratero Leandro Paniagua Verdún (19) fue demorado y entregado a agentes de la Comisaría 18. El intento de hurto quedó registrado por las cámaras de seguridad.

En el mismo día otra vivienda también fue “visitada” por dos adictos que aprovecharon la madrugada para entrar al patio y alzarse con calzados, sillas y otros objetos. En un material audiovisual se puede observar a ambos con capuchas y con una mochila cuando entran a la propiedad, no sin antes intentar abrir un vehículo que estaba estacionado.

De acuerdo a los ciudadanos, los hechos de robos y hurtos se volvieron normales en el distrito a cualquier hora del día. Los centros comerciales deben extremar la seguridad para evitar ser saqueados.

MICROTRÁFICO

Los vecinos señalan como principal promotor de la violencia y la inseguridad en la zona,  la venta y distribución de drogas al menudeo. El microtráfico goza de buena salud en la ciudad ante la falta de acción de los organismos que deben frenar el flagelo.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top