Fecha Actual

Nelson Cano admite que la municipalidad de Hernandarias vive su peor momento financiero

Nelson Cano, intendente municipal de Hernandarias.

Comunicado mediante, el intendente de Hernandarias, Nelson Cano (ANR), explicó a la ciudadanía y a los concejales opositores que comenzó a pagar salarios a los funcionarios y que resta los de abril y mayo. Esta aclaración solo revela lo mal que está financieramente la comuna, al estar atrasado con el pago de sueldos a sus operarios, pese a la recaudación que tuvo en este primer cuatrimestre.

De acuerdo a los datos, en los primeros cuatro meses del año la comuna recaudó G. 20.715 millones, con lo que podía subsanar la deuda que mantiene con los funcionarios y con las proveedoras de la institución. Tras duras críticas y fuertes presiones por parte de los concejales opositores y críticos a su gestión, Cano esbozó un escueto comunicado con el que intentó apaciguar los ánimos. En su misiva, el jefe comunal informa que comenzó a honrar parte del salario adeudado a los funcionarios, quienes vienen reclamando este déficit hace meses.   “Queremos ser transparentes y reconocer que aún existen atrasos en los meses de abril y mayo. Estamos trabajando arduamente para resolver esta situación lo más pronto posible y garantizar que todos reciban sus pagos de manera puntual”, expresaba el comunicado de Cano, hecho con el que admite el descalabro financiero en que se encuentra la institución municipal.

El intendente Cano reaccionó de esta manera a las innumerables críticas recibidas al respecto e intentó justificar su deficiente administración, con lo que obtuvo el efecto contrario, ya que aumentó las airadas reacciones en su contra. “Los atrasos restantes se irán solventando de acuerdo a los ingresos en las recaudaciones, priorizando siempre el bienestar de nuestros funcionarios”, refiere otra parte del comunicado que fue calificado como mentiroso, ya que hace tiempo el intendente Cano repite lo mismo, según señalaron varios funcionarios descontentos.

Indicaron que cada mes se les promete que van a percibir la totalidad de sus haberes atrasados en un solo pago, lo que hasta el momento no se cumplió.

Este martes se reúne en sesión ordinaria la Junta Municipal, instancia que deberá insistir en el pedido de informes respecto a la descalabrada situación financiera de la comuna. En la sesión de la semana pasada, los concejales Alberto Báez y Gerardo González pidieron un informe al intendente, afirmando que los trabajadores llevaban meses de salario atrasado pese a la buena recaudación que se tuvo en el primer cuatrimestre,  que asciende a G. 20.715 millones.

En el afán de ocultar su ineficiencia administrativa al frente de la comuna, Cano terminó delatándose así mismo, al admitir que solamente se efectivizó el pago de salarios por dos meses.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top