Fecha Actual

Ordenan captura de dos médicas por desacatar una orden judicial

Rosana Nikonchuk y Gricelda Sánchez.

El juez del fuero penal Herminio Montiel, ordenó la captura de las médicas Rosana Nikonchuk Chichik y Gricelda Edith Sánchez, quienes fueron declaradas en rebeldía. Ambas soportan cargos por lesión culposa y no comparecieron para el juicio oral y público que debía realizarse ayer en el Palacio de Justicia de Ciudad del Este.

Por negligencia de las médicas Rosana Nikonchuk y Gricelda Sánchez, que prestan servicios en el Sanatorio Central, la joven Librada Raquel Miranda había quedado en estado vegetativo. Fue después de dar a luz a un niño, mediante la práctica de una cesárea. El suceso se registró el 3 de enero de 2020. Posterior a eso las referidas profesionales fueron juzgadas y condenadas. Nikonchuk con 1 año de pena privativa y G. 150 millones de multa como compensación, y Sánchez con 6 meses de pena y G. 15 millones de modo compensatorio.

La citada sentencia fue anulada tras ser apelada y fue asignado un nuevo magistrado para entender en la causa. Las médicas fueron absueltas de culpa y pena, por lo que una vez más se recurrió a segunda instancia y se anuló de nuevo la sentencia. La causa pasó a cargo del juez  Herminio Montiel, que fijó fecha para el debate público. El inicio de la audiencia pública estaba fijado para ayer, a partir de las 8 horas, pero las encausadas no comparecieron.

Herminio Montiel, juez penal.

Un día antes habían comunicado la designación de un nuevo representante legal. Se menciona que la decisión adoptada fue con el simple propósito de dilatar el proceso, para después pedir la prescripción de la causa. Tras lo ocurrido, el juez Herminio Montiel dispuso la captura de las médicas. El abogado Richard Rojas López figura como nuevo defensor de las médicas. Por otro lado, la querella planteada por el padre de Librada Raquel Miranda está representado por el abogado Albino Ramírez Torres.

JOVEN VIDA TRUNCADA

Librada Raquel Miranda, profesional de la ingeniería agronómica, seguía su prenatal en el Sanatorio Central de Ciudad del Este. La mujer no presentaba ningún problema de salud y la práctica de la cesárea estaba fijada para el 3 de enero de 2020.

Sin ningún problema aparente fue sometida a la cirugía. Durante el nacimiento el niño sufrió algunas quemaduras en diferentes partes del cuerpo, mientras que Librada ya no recobró la conciencia y desde esa fecha se encuentra postrada en la cama en estado vegetal.

Las responsables fueron querelladas por lesión culposa. Desde el primer momento las referidas profesionales recurrieron a todo tipo de maniobras para evitar que se aplique la sanción, tal como establece nuestro ordenativo jurídico.

Familiares, amigos y vecinos durante la manifestación frente al Palacio de Justicia.

MANIFESTACIÓN DE REPUDIO

Familiares, amigos y vecinos de Librada Raquel Miranda, se manifestaron ayer frente al Palacio de Justicia de Ciudad del Este. Fue para repudiar la actitud de las médicas Rosana Nikonchuk y Gricelda Sánchez. Además exigieron que la justicia sea aplicada para evitar que sigan las negligentes labores de ambas.

Familiares contaron que la joven Librada está postrada en cama y se desenvuelve con la ayuda de dos personas. Debe cambiar de posición cada dos horas y cuenta con la asistencia permanente de una enfermera.  Su hijo cuenta en la actualidad con 4 años de edad y vive con su padre, pero siempre la visita.

En el ámbito civil se están impulsando otras acciones para que el Sanatorio Central y las médicas querelladas se hagan cargo del resarcimiento.

Compartir:

Artículos Relacionados

PUENTE GU´YPE

Ciudad del Este ya es “de primer mundo”, con el billetaje electrónico, equiparándose a las grandes urbes cosmopolitas de nuestro

Leer Más »
Scroll to Top