Fecha Actual

Pobladores de barrios de CDE sufren inundaciones debido a obras irregulares de la fábrica X-Plast S.A.

En la imagen aérea se observa la construcción realizada por la firma X-Plast S.A., que tapona y desvía el arroyo Amambay, causando inundaciones en los barrios 23 de Octubre y San Alfredo.

Pobladores de los barrios 23 de Octubre y San Alfredo de Ciudad del Este protestaron ayer en contra de la firma X-Plast S.A. y sus directivos, quienes prácticamente taponaron y desviaron el arroyo Amambay con una construcción tipo puente, enrejado y muralla, situación que causa graves inundaciones en la zona cada vez que se registran precipitaciones. El presidente de X-Plast y un arquitecto habían sido imputados ya en agosto del año pasado por esta grave situación, que constituye delito ambiental. Sin embargo, el caso “no se mueve” en el Ministerio Público según los afectados.

Pobladores de los citados barrios se manifestaron a raíz de la situación que les toca vivir con cada lluvia que se registra. Varias casas quedaron inundadas y los bomberos incluso tuvieron que rescatar a los habitantes el fin de semana pasado, cuando literalmente se formó un lago sobre la Av. Amado Benítez y alrededores por causa de las intensas lluvias. La situación se agravó en esa zona luego que los responsables de la firma X-Plast, de manera inconsulta y transgrediendo varias leyes ambientales, simplemente taponaran parcialmente el cauce del arroyo Amambay con la construcción de un muro y un tipo de puente, que posee un enrejado que dificulta el paso de las aguas.

Los responsables de X-Plast colocaron un enrejado debajo del puente, que dificulta aún más el paso del agua y provoca mayores inundaciones en la zona.

En agosto del año pasado, el fiscal Orlando Quintana se había constituido en el lugar, constatando que en la parte posterior de la firma X-plast S.A., donde cruza el arroyo dentro de los límites de la firma, se realizaron obras civiles. Como parte de las obras se pudo notar trabajos de rellenos y nivelación en el área de inundación natural del arroyo Amambay, causando el taponamiento en dos puntos diferentes. A consecuencia de los trabajos, gran parte de la vegetación que forma parte del bosque protector del recurso hídrico ha sido eliminado y los restos han sido acumulados en forma de escolleras.

Además, los árboles de mayor tamaño que formaban parte de bosque protector han sido talados para ser convertidos en leña, los cuales se encontraban apilados en el lugar, según se constató en su momento.

IMPUTACIÓN

A raíz de las irregularidades constatadas, el fiscal Quintana había imputado en agosto de 2022 al presidente de X-Plast, el brasileño Claudio Roberto I Sen Chen; y al arquitecto de la misma nacionalidad Antonio Carlos Figueira, encargado de las obras de la empresa; por los graves delitos ambientales de incumplimiento de medidas de mitigación y alteración de cauce hídrico.

Sin embargo, pasó más de un año desde aquella imputación y ya no hubo “ninguna novedad”. Las obras no fueron revertidas o corregidas para devolver el arroyo a su estado natural. Al contrario, agregaron una reja debajo del puente, lo cual hace que los vecinos de la fábrica sigan sufriendo el suplicio de las inundaciones, enormes perjuicios económicos y todos los peligros que ello conlleva.

Los afectados exigen a la Fiscalía que “reactive” el proceso, que aparentemente se encuentra en el “freezer”, y que la fábrica se responsabilice de los daños causados. También solicitan que la municipalidad de CDE tome cartas en el asunto. Según la ley, cualquier alteración a un cauce hídrico necesita previamente autorización del Mades y se prevé una pena de 3 a 8 años de cárcel o multa a los responsables.

En la gráfica se observa el muro construido por X-Plast, que no permite el paso del agua, que se acumula e inunda las viviendas de los vecinos.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top