Fecha Actual

Puente inaugurado en el 2020 no es usado porque no se previeron caminos

La falta de caminos impide el uso del puente que fue habilitado en el año 2020.

La falta de previsión y el despilfarro del dinero público, una vez más quedan en evidencia con la construcción de un puente sobre el río Acaray, inaugurado en el año 2020, pero que no se utiliza porque no se previó la mejora de los caminos. La obra vial conecta a Minga Guazú y Hernandarias. La pasarela costó G. 15 mil millones y fue proyectado para el paso de camiones de gran porte que llevan a los centros de acopios los granos producidos en la zona norte del Alto Paraná.

El puente fue inaugurado con todo el esplendor en enero del 2020, por el entonces ministro Arnoldo Wiens, que había dicho que se debería destinar el préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina por U$ 212 millones, para las obras complementarias del segundo puente sobre el río Paraná, de la cual es parte esta estructura que no se utiliza.

La construcción de la pasarela fue reclamada por la comunidad por más de 20 años y está preparada para soportar el peso de camiones bitrenes en sus cuatro carriles. Son al menos 5 km sin pavimentación del lado de Minga Guazú, donde en partes hay empedrado y luego el asfalto que sale del Km 16 Acaray a la ruta PY 02. En el lado de Hernandarias son 14 km de camino en pésimas condiciones.

Como corredor de las obras complementarias, el puente entre Minga Guazú y Hernandarias debió servir para descongestionar el paso de camiones y otros vehículos sobre las rutas PY 07 y PY 02, sin tener que pasar por Ciudad del Este.

Pese a todo, no existe previsión de realizar un camino de todo tiempo en ambas ciudades para que la estructura sea utilizada. Los camioneros agremiados habían explicado en más de una ocasión, que sin un tramo en condiciones, no utilizarían el puente.

La estructura sobre el río Acaray debió ser para impulsar un polo de desarrollo.

UN POLO DE DESARROLLO ESTANCADO

La unión física entre Minga Guazú y Hernandarias iba a servir para un nuevo polo de desarrollo en la zona, que puede ser utilizado por los productores de granos de la zona norte para llegar a los centros de acopio en otras zonas del país. La construcción inició en marzo de 2018 y concluyó dos años después, pero el Ministerio de Obras Públicas nunca previó lo relacionado a los caminos de acceso a la pasarela.

La falta de perspectiva para un tramo importante, que fue considerada como brazo norte para las obras complementarias al Puente de la Integración y para el paso de productos de la zona industrial de Hernandarias y la producción agrícola, demuestran que el MOPC está con otras prioridades, ya que esta obra vial no solamente serviría para las dos ciudades, sino para toda la región.

EL DISEÑO

Son 150 metros de pasarela de hormigón armado, con diseños de fundación con pilotes y micropilotes, además de un ancho de 17 metros, con 4 carriles. El diseño fue proyectado para el peso de los camiones bitrenes, por lo que su estructura está garantizada para el paso de camiones y vehículos livianos.

Está sustentado sobre 16 pilares de 5 metros de altura y 1,5 metro de diámetro. En la época de la inauguración habían explicado que el diseño de fundación es distinto a lo que tradicionalmente encomienda el MOPC en obras de este tipo. La construcción estuvo a cargo del consorcio Saceem Grinor, ganadora de la licitación pública.

Compartir:

Artículos Relacionados

PUENTE GU´YPE

Ciudad del Este ya es “de primer mundo”, con el billetaje electrónico, equiparándose a las grandes urbes cosmopolitas de nuestro

Leer Más »
Scroll to Top