Fecha Actual

Recuperan espacio público en el microcentro de CDE

La ocupación irregular fue liberada pese a la resistencia de quienes estaban en el sitio.

La municipalidad de Ciudad del Este dio cumplimiento a una sentencia definitiva del Juzgado de Faltas de la segunda sala, despejando un espacio público de dominio municipal ocupado en forma irregular. El procedimiento se realizó el lunes a la mañana, luego de cuatro años del dictamen.

La ejecución se venía postergando a fin de otorgar oportunidad a los afectados para que retiren sus enseres y porque que sus abogados han presentado recursos contra la sentencia definitiva, que finalmente quedó firme, según explicó el abogado Roberto Araujo, asesor jurídico de la división de fiscalización.

Indicó que, por tanto, la Municipalidad procedió a la recuperación del espacio de dominio público comunal correspondiente a una vereda ubicada sobre la avenida Luis María Argaña casi avenida  Mayor Rivas Ortellado. Detalló que tres meses atrás visitaron al ocupante intentando persuadirle pacíficamente a despejar la vereda, que junto a sus familiares se comprometió a cumplir la disposición en 15 días. A tal efecto se firmó un acuerdo entre las partes que no cumplió.

La división de fiscalización fue intimada el pasado 15 de enero por el Juzgado de Faltas para dar cumplimiento al oficio, ya que pese a la prórroga solicitada e incumplida, los responsables de la ocupación irregular no han presentado ningún escrito en el juzgado y tampoco se comunicaron con los responsables del área de fiscalización. “La institución entonces viene a cumplir por sus medios, las pertenencias retiradas fueron depositadas dentro del terreno perteneciente a los ocupantes, a pedido del dueño”, indicó el abogado.

También destacó que el camión municipal se puso a disposición del afectado para trasladar sus pertenencias a donde él lo indicara, sin embargo, el mismo solicitó que se le depositara en la propiedad suya adyacente a la vereda ocupada.

RESISTENCIA DE LOS OCUPANTES

A la hora del procedimiento de desalojo, el hombre opuso resistencia, agrediendo a los funcionarios de obras municipales y a los agentes de orden y seguridad. Estuvieron presentes funcionarios de las divisiones de fiscalización al contribuyente, de obras municipales, la Codeni, teniendo en cuenta que había niños en el lugar, las direcciones de Orden y Seguridad, de Salud con la operación de la ambulancia para salvaguardar la integridad física del responsable de la ocupación que se mostró muy ofuscado y violento.

Los afectados por el desalojo son Zenón Álvarez y María Clara Álvarez, que cuentan con un terreno detrás de la vereda liberada. La mitad del predio está ocupada por una vivienda y se extendía sobre 40% de la vereda, por lo que se despejó la parte correspondiente al dominio público municipal y los materiales fueron dejados en la propiedad privada.

La municipalidad ofreció a los afectados el apoyo para levantar el salón de madera que utilizaba como vivienda dentro de su propiedad. Sin embargo, los propietarios intentaron mantener a la fuerza la ocupación en el espacio público donde levantaron hasta un precario sanitario.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top