Fecha Actual

Silencio cómplice de Fiscalía y autoridades sanitarias sobre casos de negligencia médica

Las graves denuncias afectan a personal de blanco del Hospital Distrital de Hernandarias.

Hace casi dos semanas se hicieron públicas las denuncias sobre dos casos de presunta negligencia médica fatal en el Hospital Distrital de Hernandarias, pero hasta el momento ni las autoridades sanitarias ni el Ministerio Público tomaron cartas en el asunto, dejando a los pacientes expuestos a riesgos graves en dicho centro asistencial.

Cabe recordar que, en menos de 48 horas, se reportaron dos casos de bebés que fallecieron en los vientres de sus madres debido a supuestos malos procedimientos médicos. La directora del centro asistencial, Dra. Andrea Hermosa, no se ha pronunciado sobre las denuncias y el Ministerio Público, que debería actuar de oficio, ha mantenido un silencio total. Igualmente, las autoridades de la X Región Sanitaria no se manifestaron sobre las denuncias.

Uno de los casos denunciados es el de Vilma Raquel Olmedo (31), quien relató que le intentaron extraer a su bebé de manera normal, pero le rompieron la bolsa y la niña falleció. «Me sometieron a un parto normal para romper mi bolsa y sacar el cordón de mi bebé; sentí que se movía muy bien, luego al instante se murió cuando le cortaron su cordón», contó la mujer. Según la afectada, su tratamiento indicaba un parto por cesárea, pero esta recomendación fue ignorada. Su tratamiento prenatal había realizado en el hospital Los Ángeles de Ciudad del Este, pero al acudir al centro asistencial ubicado en el barrio Don Bosco con fuerte dolores abdominales, le recomendaron que volviera en tres días para el parto.

Sin embargo, la situación se agravó y Olmedo recurrió al Hospital Distrital de Hernandarias porque ya no soportaba los fuertes dolores. Ingresó a Urgencias e intentaron realizarle un parto normal, pero las complicaciones resultaron en la muerte de su bebé. Vilma, quien ya tiene dos hijos varones, perdió a su primera hija debido a esta presunta negligencia.

Dra. Andrea Hermosa, directora del centro asistencial en cuestión.

Otro caso denunciado previamente es el de Romina González, cuyos familiares señalaron la actitud criminal de una de las profesionales del Hospital Distrital de Hernandarias. Romina entró en trabajo de parto pero fue enviada a su casa repetidamente, hasta que se constató la ausencia de latidos del bebé. Sólo entonces la internaron de urgencia para inducirle al parto y retirar el feto sin vida.

Romina Báez, cuñada de la joven, comentó que durante la primera atención le indicaron que ya estaba en trabajo de parto, pero irónicamente la mandaron de vuelta a su casa. Esta situación se repitió horas después, cuando decidió quedarse en el hospital con su pareja. Con el cambio de guardia, fue atendida por la Lic. Belén Viveros, quien revisó la revisó y aseguró que el bebé estaba en perfecto estado. Sin embargo, en una ecografía realizada al día siguiente se constató la falta de latidos. Romina fue ingresada de urgencia para inducir el parto y dar a luz al bebé sin vida.

Los denunciantes aseguran que no han recibido explicaciones oficiales de las autoridades del Hospital Distrital de Hernandarias y que accionarán legalmente contra los profesionales involucrados. La Dra. Andrea Hermosa no ha emitido ninguna declaración sobre los casos. A pesar de la atención mediática que han recibido estos casos, tanto el Ministerio Público como las autoridades de la X Región Sanitaria tampoco demostraron interés alguno en investigar. La inacción de las autoridades representa una vergonzosa falta de justicia para las familias afectadas, que también pone en riesgo la vida de otros pacientes que confían en recibir atención adecuada en el Hospital Distrital de Hernandarias.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top