Fecha Actual

“Tía Chela” se encargó de subcontratar a otras firmas

El esquema corrupto montado por la comuna esteña y detectado por el Ministerio Público, revela la miserable actuación del Intendente Miguel Prieto en la pandemia.

“Fermín Avalos Britos, representante legal de la empresa proveedora TIA CHELA SRL facilitó su estructura y su esquema jurídico a Miguel Prieto Vallejos a los efectos de llevar a cabo la compra ficticia de 25.000 kits de cestas básicas para familias de escasos recursos, sin tener la capacidad técnica, financiera ni experiencia para responder con esta licitación de importancia económica significativa y a sabiendas de ello presentó el 23 de marzo de 2020 su oferta siendo adjudicada irregularmente con el contrato, y en tal sentido recibió en tal concepto la suma de G. 2.949.650.000, cuya adquisición se documentó sin que haya ingresado las mercaderías en igual valor a lo pagado, a pesar de que los documentos reflejan una entrega que no se dio en la realidad, colaborando en el perjuicio ocasionado a la institución por valor de G. 2.130.036.160”, expresa otra parte de la acusación presentada por la fiscalía contra Miguel Prieto Vallejos y otras diez personas, en el caso conocido como «Tía Chela».

En ese entonces Avalos Britos estaba inhabilitado para realizar transacciones, debido a otras gestiones dolosas. Todas estas actuaciones eran supervisadas por Emili Vanesa Florentín Páez, quien sería la ejecutora del plan, bajo órdenes directas de Miguel Prieto.

Tema relacionado: Compró una mansión mientras el pueblo pasaba hambre y penurias

La investigación fiscal también descubrió que, tanto “Tía Chela como otras pequeñas firmas subcontratadas, no contaban con la solvencia económica y mucho menos con la capacidad estructural para una demanda tan alta solicitada por la comuna esteña, lo que reveló que se diseñó un plan con la firme intención de evadir las exigencias existentes al respecto.

“Es más, la Contraloría General de la República menciona que según se puede observar en el portal de la Dirección de Contrataciones Públicas a través del SICP, ninguna de las firmas Danielito SRL, Yrupe de Sady Lorena Martínez de Russo y Tía Chela SRL contaba con solvencia técnica, económica y de experiencia necesaria para este tipo de procedimiento de contratación, con un monto estimado de importante significatividad, por lo que, aun adoptando el procedimiento de contratación por excepción, nada costaba cursar invitación a más potenciales oferentes y que el proceso de contratación en líneas generales reúna los requisitos de economía y eficiencia; igualdad y libre competencia; transparencia y publicidad”, manifiesta otra parte del extenso escrito de 93 páginas, presentado por el Ministerio Público.

De este modo se fraguó todo el operativo de distribución de kits de alimentos, donde se evidencia que todo se organizó de manera miserable para defraudar las arcas municipales.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top