Fecha Actual

Trabajos de la Essap convierte avenida en peligrosa trampa

Un barril “señalizador” fue colocado  como alerta para los conductores que circulas sobre la Avenida Carlos Antonio López.

La rotura de cañerías de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) es un problema de nunca acabar, dañando de manera considerable caminos y avenidas de la ciudad, que pese a las “reparaciones” posteriores, dejan los tramos en pésimas condiciones y causan estragos a los vehículos que circulan por la zona.

Los trabajos de “mantenimiento” de la estatal causan daños a las calles, sean asfaltadas o empedradas, formando enormes baches en varios puntos de la ciudad. Esto ha ocasionado incluso accidentes de tránsito y cuantiosos daños, que sumados a la pérdida de agua, también terminan afectando construcciones.

La red de cañerías de la Essap ha causado enormes perjuicios a la estructura vial de la ciudad y la entidad poco o nada hace para solucionar el problema. Las tuberías registran roturas en el microcentro, lo que se extiende por varios puntos estratégicos y de gran concurrencia, que con el paso continuo de vehículos aumentan aún más el daño.

Esta situación se presenta desde hace varios días en la avenida Carlos Antonio López, en su intercesión con la Av. 11 de Setiembre. Enormes baches se convierten en verdaderas trampas, mientras que los montículos de tierra y restos de asfalto aparecen como obstáculos que deben ser sorteaos por los conductores. Para colmo, los puntos de trabajo son “señalizados” de manera completamente improvisada. En el lugar fue colocado un barril con varias cintas, dando a entender a los choferes que hay peligro en el lugar.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top