Fecha Actual

Universitarios brasileños inyectan USD 14,3 millones mensualmente a la economía esteña

Algunos brasileños optan por quedarse en el país una vez terminada su carrera.

Estudiantes brasileños invaden las cuatro ciudades cabeceras del Alto Paraná desde hace unos años, con el objetivo de formarse en la carrera de medicina en las distintas universidades privadas. Ciudad del Este y Presidente Franco son los municipios más beneficiados por la migración temporal de los extranjeros. Dejan un impacto económico equivalente a unos USD 14,3 millones mensualmente.

Estudiar medicina en Ciudad del Este es una opción muy atractiva para los estudiantes brasileños debido a los costos significativamente más bajos en comparación con las universidades privadas de su país. En Brasil, la matrícula en una universidad privada puede llegar a los R$ 10.000 (G. 13.900.000), mientras que en Paraguay, incluyendo la matrícula, alquiler, alimentación y otros gastos básicos, el costo total mensual ronda los USD 1.100 (G. 8.185.000). Este gasto total equivale a poco más de la mitad de lo que costaría solo la matrícula en una universidad privada en Brasil.

La diferencia en el costo de vida es especialmente notoria en Ciudad del Este y sus alrededores, donde la infraestructura es más accesible, facilitando la llegada de los jóvenes brasileños. Además, la proximidad a la frontera facilita el acceso a bienes y servicios en ambos lados de la frontera, haciendo que la vida cotidiana de estos estudiantes sea aún más cómoda y económica.

IMPACTO ECONÓMICO

La presencia de aproximadamente 13.000 estudiantes brasileños en Ciudad del Este y ciudades vecinas representa una inyección significativa de dinero en la economía local. Con un gasto mensual promedio de USD 1.100 por estudiante, se estima que la contribución mensual de estos estudiantes asciende a USD 14,3 millones. Este flujo de dinero se distribuye en sectores claves como el inmobiliario, con un aumento en la demanda de alquileres; y el comercio, con un incremento en las ventas de alimentos, tecnología y otros productos.

En localidades como Presidente Franco, Hernandarias y Minga Guazú, la llegada de estos estudiantes ha generado una revitalización económica. Los comercios locales aumentaron sus ventas, y la demanda de bienes y servicios impulsa la creación de empleos. Además, la necesidad de servicios adicionales como transporte y telecomunicaciones generan nuevas oportunidades de negocio.

Cientos de estudiantes llegan cada semestre a la capital departamental para estudiar.

NECESIDAD DE MÉDICOS

Brasil enfrenta una grave escasez de médicos, con una proporción de solo 2,3 por cada 1.000 habitantes, mientras que el estándar recomendado es de 4 médicos por cada 1.000 habitantes. Esta deficiencia genera una alta demanda en las facultades de medicina que no puede ser satisfecha por las universidades públicas debido a la limitación de cupos.

En algunos estados brasileños, solo se ofrecen entre 60 y 100 plazas para una demanda que supera los 15.000 estudiantes. Las universidades privadas, aunque ofrecen más cupos, tienen costos exorbitantes para la mayoría de los aspirantes.

La migración de estudiantes brasileños a Ciudad del Este y sus alrededores para estudiar medicina no solo representa una oportunidad económica para Paraguay, sino que también es un reflejo de la necesidad urgente de más profesionales de la salud en el país vecino.

Este fenómeno demuestra la importancia de fortalecer las políticas educativas y de salud para asegurar que tanto los estudiantes paraguayos como los brasileños puedan acceder a una formación médica de calidad y contribuir al desarrollo de sus respectivos sistemas de salud pública.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top