Fecha Actual

Usan casa de retiro espiritual para robar electricidad y generar criptomonedas

En la foto aérea se puede apreciar la dimensión de los galpones que fueron construidos especialmente para la instalación de la granja mineradora de criptomonedas.

Los pseudos empresarios, que roban energía eléctrica de manera incalculable para hacer funcionar sus máquinas inteligentes y así generar las monedas virtuales, se ingenian como verdaderos criminales para despistar o evitar llamar la atención, pero no precisamente de los funcionarios de la Ande o de los agentes fiscales, que son sus cómplices, sino más bien de la comunidad afectada. Buscan los lugares más estratégicos para instalar sus industrias ilegales de las granjas mineradoras.

Tal es así que en el Km 60 del distrito de Yguazú, sobre la ruta PY 02, optaron por explotar un conocido lugar donde hasta hace poco los católicos utilizaban como un templo para hacer retiros espirituales. Este templo fue modernizado y actualmente opera como una verdadera fábrica, pues produce las famosas monedas virtuales que son generadas mediante máquinas inteligentes que están conectadas 24 horas a la corriente eléctrica. Ese hecho, según expertos,  genera un consumo eléctrico abismal si comparado con cualquier electrónico de uso común.

En la gráfica se observa un galpón de menor dimensión en cuyo interior estarían las instalaciones de los transformadores.

ASOCIACIÓN CRIMINAL

Para que este negocio ilegal pueda operar, los empresarios necesariamente deben contar con la complicidad de los funcionarios de la ANDE, pues, su instalación requiere de suficiente energía eléctrica. Además se deben realizar conexiones de transformadores que indefectiblemente tienen que contar con cortes del suministro eléctrico, que solamente pueden hacer los de la ANDE. Para para evitar que cualquier denuncia ciudadana o periodística permita su intervención, los empresarios de criptomonedas también necesitan de la venia de los agentes fiscales. El fiscal general Emiliano Rolón había designado a dos fiscales para entender estos casos. Ellos son Alcides Giménez y el cuestionado Julio Paredes, que justamente fue premiado tras haber ocupado por varios años una de las unidades de marcas, donde se habría dedicado solamente a recaudar para la exfiscal general Sandra Quiñónez. Ambos fiscales curiosamente no han realizado ninguna intervención desde que han sido designados para el efecto, lo que hace presumir que forman parte del esquema de robo de energía a la Ande y de ser así, estarían conformando una verdadera asociación criminal que genera multimillonarias pérdidas para el Estado.

FISCALÍA ZONAL

De acuerdo con los datos obtenidos por periodistas de este matutino, el fiscal zonal de Yguazú, Miguel Ángel Alvarenga, visita periódicamente la casa de retiro espiritual no precisamente para orar, sino para cobrar supuestas coimas a los explotadores de la granja mineradora a cambio de su silencio.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top