Fecha Actual en Roboto Condensed Negrita

Vecinos del barrio Boquerón piden acciones contra ruidos molestos

Los eventos artísticos sin el debido sistema de acústica, no los dejan dormir.

Pobladores organizados del barrio Boquerón se reunieron ayer con el fiscal adjunto del Alto Paraná, Jorge Sosa, a quien solicitaron abordar soluciones a la problemática de la polución sonora, la inseguridad y contaminación que afecta a dicho sector. El reclamo de los vecinos no es nuevo. En varias ocasiones han recurrido ante diversas instituciones, ya que no pueden descansar o conciliar el sueño con los locales nocturnos habilitados en los alrededores.

Durante el encuentro, los vecinos presentaron los problemas que requieren soluciones urgentes en el vecindario. Primero, se quejaron de los ruidos molestos generados por los locales gastronómicos, los espectáculos musicales al aire libre y los conductores de vehículos que circulan con un volumen excesivo de música, perturbando el derecho al descanso y la tranquilidad.

También expresaron preocupación por la inseguridad en el barrio, citando numerosos robos cometidos por personas que merodean la zona, muchos de los cuales se encuentran bajo la influencia de drogas. Además, señalaron el microtráfico de drogas en el anfiteatro del Lago de la República y en el antiguo aeropuerto, lo que representa un grave riesgo para los niños y jóvenes estudiantes.

AGUAS RESIDUALES DEL PENAL REGIONAL

Un aspecto adicional que la asociación de vecinos planteó al fiscal adjunto es la contaminación del Lago de la República. Informaron que periódicamente son testigos impotentes de la contaminación causada por los vertidos de aguas residuales de la Penitenciaría Regional y la Policía Nacional, que fluyen por las calles hasta llegar al lago. Destacaron que el problema subyacente radica en la falta de infraestructura adecuada.

Los vecinos del barrio Boquerón expresaron sus reclamos al fiscal adjunto del Alto Paraná.

Todos los reclamos de los pobladores fueron analizados por el fiscal Sosa, que se comprometió a tomar las medidas necesarias para abordar estas preocupaciones que afectan a los lugareños. Una nueva reunión la tendrán en dos semanas con la participación de los jefes policiales y autoridades municipales, atendiendo a que algunos puntos planteados merecen la intervención de los representantes de estas instituciones.

NO ESTÁN EN CONTRA DE LAS INVERSIONES EN EL SECTOR

En representación de los vecinos, Delia Gamarra y Eduardo Morales expresaron sus reclamos por los ruidos molestos en el barrio Boquerón, pero indicaron que no están en contra de las inversiones en el sector. Solo piden que adecuen sus locales para que paren los reclamos por la  polución sonora. Afirman que son 4 o 5 locales los que no dejan dormir ni descansar desde los jueves de noche hasta los días lunes hasta las 05.00 de la mañana.

Según datos técnicos, la densidad sonora debe ser de 35db y la tabla que promueve la Organización Mundial de la Salud es que se aplique la insonorización acústica de 45db, de 22.00 a 05.00, aunque algunos tienen su área de baile al aire libre. De hecho, los locales que no dejan dormir a los vecinos están en infracción, pero las instituciones no cumplen su rol para aplicar las sanciones del caso.

Los vecinos quieren, además, la revisión de la ordenanza 50/2021, que reglamenta el control de ruidos molestos en Ciudad del Este, atendiendo a las molestias que ocasionan los locales nocturnos que están en inmediaciones del lago de la República. Esta seguidilla de reclamos ya significó un entredicho con los miembros de la Asociación de Bares y Restaurantes de Ciudad del Este (Asobares), en más de una ocasión.

Compartir:

Artículos Relacionados

Scroll to Top